You have to burn the rope, una crítica al videojuego moderno en 5 minutos y un experimento.

Saludos amigos

El viejo Cranky se ha dedicado últimamente a jugar a cosas posteriores al año 2000. Entre ellas, destacan algunos juegos independientes que he tenido la ocasión de probar y que no me resisto a compartir con vosotros. Inauguramos la lista de estos juegos con uno que podréis jugar en menos de cinco minutos (créditos del final incluidos) y que sugiere profundas reflexiones sobre el panorama pasado y actual del videojuego.


Aquí la espectacular recreación de Fadri, de Deviant Art.

Os dejo el enlace para jugar, dura menos de cinco minutos, por si alguien prefiere leer las diversas opiniones aquí expuestas (se ha reunido un importante grupo de videojugadores para deliberar sobre el asunto) después de haber formado la suya propia.

Jugar a You have to burn the rope

Bueno, hayáis jugado ya o no. ¿Qué encontramos? Un juego de mecánica clásica, que podría recordar incluso a la época de los 8 bits, con una música que cumple su cometido, un personaje carismático (sí, un remedo de Kirby en plan Indiana Jones es carismático) y algunas cuestiones muy curiosas… Por ejemplo, los omnipresentes mensajes que nos adelantan todo lo que va a pasar, eliminando gran parte de la dificultad al ofrecernos la pista clave. O la imposibilidad de morir, muy significativa también. Por último, y no menos curioso, el jefe, calificado de Coloso Sonriente.

Al primer golpe de vista, me pareció que este juego era una crítica a determinados videojuegos actuales. No me parece ni divertido ni válido como videojuego, pero está reflexionando sobre lo que es la industria de hoy; el chico de los recados, expresión del buen amigo que se prestó a probar este juego y con la que definía a Dead Space. Te dicen todo lo que tienes que hacer en todo momento, el título del juego te lo indica, los mensajes te avisan; es la expresión manifiesta del videojuego como reto de habilidad escaso y reto de horas amplio. Te avisan de todo y tú sólo tienes que pasar horas delante del ordenador; y hasta con eso ironiza (el juego te lo pasas en cinco minutos y la canción final te pregunta qué harás el resto del día). No creo, en todo caso, que la jugabilidad del juego sea seria, me parece más bien una broma, y por eso no me parece muy válido como videojuego, ni divertido. Mal asunto cuando en un videojuego el jugador es teledirigido, se le avisa de gran parte de las cosas y su papel se reduce únicamente a ir cumpliendo misiones en las que prima, más que la habilidad, el estar muchas horas delante del pc. Sí, la verdad, no entiendo cómo a la gente le puede gustar jugar al WOW.

Más allá de mis fobias y de curiosidades como que si haces click derecho en la pantalla obtienes otro mensaje, o las similitudes de la canción de los créditos con alguna melodía del Portal, lo que ha llevado a establecer relaciones entre ambos juegos, es interesante resaltar cómo se interpreta este juego por parte del jugador, de forma muy variable en función de lo que considera éste que debe ser un videojuego. A continuación, cito íntegramente la opinión de mi buen amigo Adrián, propietario y jugón de una Xbox360, tras probar el juego:

“La ironía que destila sobre cómo la sencillez de un juego, su diversión y su corto desarrollo, lo hacen válido a los objetivos a cumplir por un videojuego. Es una crítica muy lúcida a la situación actual del videojuego, y los supuestos requisitos que debe tener. Yo al jugarlo he visto la cuestión del chico de los recados en el plano que, sin los gráficos del Dead Space (paradigma del chico de los recados), sin tropecientos necrófagos, mil horas etc., es decir, todo el maquillaje actual, se puede resumir realmente en un juego hecho en dos segundos, que realmente te puede hacer sentir el mismo aspecto jugable que hay con el dirigismo actual.
Me ha parecido válido como videojuego (pese a lo ridículo que es) y divertido( aunque te digan todo) porque en poco o nada se diferencia del concepto actual de cómo debe ser un videojuego, como reto jugable en la generación actual. La idea principal que veo es, que no se necesita hoy en día hacer nada realmente como un reto, mientras luzca perfectamente a 1080i y seas un sujeto pasivo jugando durante horas que amorticen 70 euros. Veo que le hemos dado un enfoque diferente, pero encuentro puntos de contacto.”

El citado compañero haría hincapié posteriormente en que “lo que bien queda claro es la cuestión de la diversión entre los jugadores de la actual generación. La jugabilidad y la diversión en esta generación se ha convertido en lo que ves en el jueguecito en cuestión, pero los jugones de ahora lo tenemos tan asumido que no nos hace rasgarnos tanto las vestiduras en algunas cuestiones. Quizá como tú opinas desde otra posición, no has sufrido tanto en tus carnes lo que se lleva ahora y te choca tanto.” ¿Quizás su opinión sea demasiado catastrofista? Hasta el viejo Cranky Kong se lo parece, pero llevando tanto tiempo desconectado de la realidad, ya no se puede saber.

Por último, creo que es cuestión de mostrar la opinión del autor, Kian Bashiri, estudiante de desarrollo de videojuegos de 21 años. Según lo expuesto en Wikipedia, referencia de 1up.com, en palabras del autor:

“Es una broma (parodia sea probablemente una palabra más acertada) que empezó con una idea estúpida. Trata sobre videojuegos sencillos y tópicos. Alguna gente ha dicho que trata sobre cómo los juegos empiezan a resultar tan difíciles, y es algo que realmente no pretendía, pero pienso que también puede aplicarse. No creo que sea algo bueno que un título ofrezca al jugador más de 600 horas de juego. […]”

En todo caso, y no contento con tres opiniones, gracias a mi anterior sujeto de experimentación y amigo ante todo, seguimos distribuyendo este juego entre jugadores actuales (porque mi opinión reaccionaria no sirve de mucho en estos casos) y esto es lo que nos dijeron. Dado que no quieren ser relacionados con esta arcaica sección, respetaremos su anonimato, pero garantizo que existen y que pueden corroborar lo que se dice aquí:

SUJETO A: el juego pues una critica a los juegos de hoy en día no? no hace falta que el juego sea largo y dificil para dejarte satisfecho, para llegar a ser un héroe como dice la canción vamos, mofe total el ir avanzando y te va diciendo lo que tienes que hacer para matar al jefe… es gracioso y la verdad es que me he divertido, pero como diria Primitivo, los precolombinos ya pasaron.

SUJETO B: Hostia qué bueno, una puta obra maestra.Casualización a tope. Y si no la cancioncica del final remata la faena, tremenda jajajajjaaa… Y cuando acaba pone Game Overajajjajajjajaajaja Lo mejor que he jugado en mucho tiempo.

En síntesis, quizás con este juego pase como con las verdaderas obras de arte; no es tanto el mensaje que pretendan enviar cómo el que interprete aquel que las admira. Así pues, sólo me queda pedirles, sufridos lectores, que me permitan seguir desarrollando mi tesis doctoral acerca de este videojuego. ¿Qué les ha parecido? ¿Sublime obra de arte o chorrada? ¿Crítica al videojuego moderno o al clásico? Cualquier reflexión que arroje luz sobre esta controvertida obra será bienvenida, ¿será posible que existan tantas opiniones como jugadores?

PD: Para aquellos que tengan dificultades con el juego, en youtube hay muchos walkthroughs de cómo llegar hasta el final, y hasta speedruns para ver quién lo hace en menos tiempo. Por recursos que no sea…