Wolfenstein

Hace siglos que pasó la moda de matar nazis, la única y por tanto principal razón fue que se acabaron, FUCK YEAH! Pero gracias a los videojuegos podemos resucitarlos y volver a matar, matar, MATAR.

wolfenstein-10.jpg
Waaaaaaalllfffensteinn!!!!

Hasta hace unos años era raro que una compañía de videojuegos no hubiera hecho un juego sobre la segunda guerra mundial, hubo un tiempo en el que soñaba con un videojuego titulado Mario y Sonic en “Pearl Harbor”. Pero todo eso es pasado, los nazis y su guerra dejaron de estar de moda, ya no es cool. A parte de freír gente son unos horteras, ellos y sus Svasticas gigantes repetidas hasta el hastío por doquier al estilo “make my logo bigger” típico de empresas cutres o de las colecciones más baratas de las marcas Polo, Dolce&Gabbana o Armani orientadas a macarras de 18 años que han cobrado su primer sueldo y no les llega para ponerle un alerón a su 206.

Por estas y algunas otras razones, el tema en el que se mueve el nuevo Wolfenstein, a priori, parece algo sobado de mas. Pero este, a diferencia de todos los otros videojuegos de nazis, no tiene nada que ver con la segunda guerra mundial. La historia se desarrolla en torno a una ciudad en la que hay un poder oculto con el que los nazis están experimentando y nuestro objetivo es el de detenerlos antes de que consigan un arma con la que ganar la guerra.

poser.jpg
Encima de Nazi, poser

Si este juego fuera realista trataría sobre hacer el mongolo por Palencia preguntando si han visto el Santo Grial. Por suerte es todo ficción y los nazis empiezan a obtener resultados con sus experimentos. Poco a poco vamos descubriendo soldados más poderosos, al principio sólo es un friki calvo que habla como un fanboy alemán cabreado y lanza bolas de energía. Mas adelante descubriremos soldados más mortíferos con armas bastante avanzadas, capacidad para hacerse invisibles, volar y otras habilidades.

Con los monstruos ocurre lo mismo, al principio sólo son unos Golums cabreados fruto de algún experimento enfermizo que sólo son peligrosos cuando atacan en grupo. Más tarde lucharemos contra monstruos de varios metros de altura, por suerte nuestro protagonista también sabe de que van esos experimentos y podremos usar los poderes del Velo, una dimensión oscura que coexiste con la nuestra. Al principio el poder sólo aporta una visión especial casi tan poderosa como la de Iñaki Gabilondo, después los ampliaremos y seremos el alma de cualquier fiesta macabra.

wolfenstein03lg.jpg
Aquí el calvo friki haciendo de las suyas

Los poderes del Velo están divididos en 4 apartados: fuerza, tiempo, visión y escudo. Podremos aumentarlos para hacer las balas más penetrantes, detener el tiempo, ver a través de las paredes o hacer que nuestro escudo rebote las balas. Lo mejor es que la dificultad del juego está pensada para que uses esos poderes, la verdadera diversión viene cuando no los usas e intentas salir de la situación cubriéndote y combinando la carabina francotiradora y la metralleta para acabar con todos los soldados.

Tiroteos

El punto fuerte de Wolfenstein son los tiroteos. Por ejemplo; llegamos a una plaza en la que la gente de la resistencia está luchando contra los nazis, podemos enfrentarnos a ellos de cuatro formas distintas:

  • Buscando una escalera en un edificio lejano y disparándoles con la francotiradora.
  • Atrincherándonos con la gente del pueblo y disparando con la metralleta.
  • Escondiéndonos por los bordes de la plaza sin que nos vean y metiéndonos en su trinchera a lo loco lanzando granadas y disparando con la metralleta.
  • Pegando un tiro con un lanzamisiles y continuar con nuestro paseo matutino como si nada

El juego es de Raven, creadores de soldier of fortune uno de los juegos de guerra en el que más mutilaciones existen. Ibas con una pistola mierdosa y le volabas una pierna a cualquier enemigo. En Wolfenstein no son tan exagerados, pero ya en la primera misión nos encontramos en una situación en la que deberemos defender una puerta con una torreta, ahí veremos como saltan piernas brazos y cabezas. A medida que avancemos podremos aumentar el calibre de nuestras armas, siendo la francotiradora la que más facilidad tiene para mutilar a un enemigo. La felicidad propia alcanza su máximo nivel cuando, tras arrancarle la pierna de un tiro a un tonto que nos intentaba matar y que ahora pide clemencia mientras salta a la pata coja, le pegamos un tiro en la cabeza y vemos como la sangre salpica a sus compañeros.

Esto me recuerda otra situación en la que hay un tanque en un hangar subido a una grúa con un ingeniero sobre el. Nosotros vamos desde un pasillo y ese hangar está a tope de soldados. Al final de nuestro pasillo hay un botón que baja el tanque y chafa a la mitad de los soldados, pero al hacer esto los supervivientes sabrán donde estamos. Así que…

Le disparo al ingeniero con la francotiradora, su cuerpo cae al suelo frente a los soldados que enseguida se ponen a mirar su cuerpo, lanzo una granada en medio y con la francotiradora disparo a los otros soldados que intentan averiguar de donde ha salido esa granada. Lo siguiente es saltar y acabar con los pocos que quedaban tras unas cajas.

IA

Si estás bien escondido es difícil que te vean, no es la IA de Killzone, pero los soldados se comportan de una forma realista. Si por ejemplo uno te ve por la calle y te escondes en una casa llamará a gritos a otros soldados y rodearán la casa. Si te has quedado sin munición y lo único que te queda son granadas es posible que tengas que recurrir a esta situación para matarles a todos de golpe y apoderarte de sus armas. Otro detalle es que si te escondes en una casa y sales por el tejado sin hacer ruido los soldados seguirán cubriendo la casa, de tal forma que puedes sorprenderlos por detrás. No es tan sencillo como lo cuento, si pisas agua o tiras algo al suelo enseguida te descubren.

wolfenstein02lg.jpg
Este es uno de los soldados más resistentes, pero tiene el punto débil muy a la vista

Armas

Respecto a las armas tenemos por un lado las clásicas de la época nazi que son un par de metralletas, francotiradora, lanzamisiles y un lanzallamas ideal para espacios cerrados. Y por otro lado nuevas incorporaciones como son el arma Tesla que lanza rayos eléctricos, el cañón de partículas que pulveriza a la gente dejando sólo sus huesos y como estrella el Leichenfaust 44:

Gráficamente está bien, no destaca pero si que tiene bastantes detalles y se mueve fluido, podemos estar disparando y que nos salte en pedazos la caja o el muro tras el que nos cubrimos sin que se ralentice lo más minimo. El control es igual que el de Call of Duty 4. Y ya que saco el tema de Call of Duty, no es tan espectacular como el 4, pero si te gustan los FPS y los buenos tiroteos este es el mejor juego con el que esperar al Modern Warfare 2.

Puntuación