Vídeo análisis de Mirror’s Edge Catalyst
Cuando el sandbox no es la respuesta

Buenos días, tardes y noches. Creo que no soy el único seguidor del primer Mirror’s Edge que esperaba una nueva entrega de la saga… Y duele decir que Catalyst, el reboot de la franquicia, no solo no ha cumplido las expectativas, tampoco está a la altura y llega a ensuciar el bonito recuerdo del anterior juego.

Son muchos los problemas, y el primero de ellos es el innecesario paso al mundo abierto. Pero lo mejor es ver todos y cada uno de los factores que forman a Mirror’s Edge Catalyst y comprobar por qué no funcionan. Y, por si fuera poco, vale la pena compararlo con el original de cara a establecer las principales diferencias entre una entrega y otra, que demuestran que el título de 2008 está muy por encima de este reinicio de la franquicia.

Es una verdadera lástima, y, sin duda, la mayor decepción de lo que llevamos de año. No sé si habrá un nuevo Mirror’s Edge algún día – lo más probable, con este Catalyst y su recibimiento, es que no – pero si eso llega a ocurrir, ojalá que el equipo de DICE sepa mirar a su trabajo en 2008 para conseguir hacer las cosas bien.

Espero que os guste el vídeo, ¡un saludo!