THE REVENANT

el_renacido_46677Iñárritu siempre se ha caracterizado por dirigir películas que consiguen hacer pensar al espectador. No sólo es un director, también es un narrador de historias crudas y reales que consiguen que cualquiera sienta un hormigueo extraño en la piel cada vez que ven sus obras. Por ello, sus trabajos han sido nominados a múltiples premios tanto Oscar como Globos de Oro, BAFTA,… y no es para menos. Se le podría considerar uno de los directores más cuidadosos del cine ya que presta atención a todos los detalles posibles: la edición, la fotografía, la banda sonora y, por supuesto, a su reparto. Actores de la talla de Michael Keaton (como protagonista de Birdman), Javier Bardem (en Biutiful), Brad Pitt y Cate Blanchett (ambos en Babel) han pasado por sus manos, exprimiendo al máximo sus dotes artísticas. En esta ocasión, ha contado con el ya no tan niño de Hollywood, Leonardo DiCaprio, para su nueva producción. The Revenant se estrena mañana en España y lo hace con todos los honores.

El tráiler, publicado en otoño del 2015, dejó al público lleno de curiosidad, ya que no explica prácticamente nada del argumento. Una sucesión de imágenes de DiCaprio y Hardy corriendo por el bosque, de paisajes de montaña nevados, una sola frase “ya no tengo miedo a morir, eso ya me ha ocurrido” y el increíble ataque de un oso pardo no dejó indiferente a nadie.

La pregunta que ronda en este momento la cabeza de todos es “será esta la película que conseguirá que nuestro querido Leo se lleve la estatua dorada?” Los seguidores del actor llevamos años esperando a que por fin pueda subir al escenario a recoger el Oscar pero nuestros sueños (y los de él) se ven siempre frustrados. Logrará este año el premio o finalmente encabezará la lista de todos aquellos grandes actores que nunca se llevaron un Oscar, como Cary Grant o Richard Burton?

maxresdefault

The Revenant se sitúa en Norte América en el año 1820. Una expedición en busca de pieles es brutalmente atacada por una tribu indígena. Más de la mitad de hombres pierde la vida y los supervivientes intentan llegar al fuerte base a toda costa. Entre ellos viaja Hugh Glass, un colono que pasó gran parte de su vida conviviendo con los indios, y su hijo Hawk. Glass fue contratado por la compañía como guía y es el encargado de llevar al grupo a zona segura. Una mañana, mientras investiga el terreno, es atacado por una osa y herido de muerte. El capitán de la expedición intenta salvarlo por todos los medios pero llega un momento en que les es imposible cargar con él. El capitán ordena a dos de sus hombres, Fitzgerald y Bridger, que se hagan cargo de Glass hasta que el resto del grupo llegue al fuerte y consigan ayuda. Fitzgerald, interpretado por Tom Hardy, siente un odio inmenso hacia Glass por lo que decide abandonarlo a su suerte en el bosque. Ahí empieza la lucha de Glass por sobrevivir y obtener venganza.

Otra de las características de Iñárritu es su capacidad de contar varias historias al mismo tiempo. En su film Babel ya funcionó, entrelazando las historias de una niñera mexicana, una pareja de viaje por Marruecos, la vida de dos pastores marroquíes y una japonesa adolescente. En este caso, a la trama de supervivencia de Glass se le unen otras dos: el viaje de los colonos al fuerte, las decisiones del capitán de la expedición, y la tribu india que va en buscar de la hija del jefe, secuestrada durante varios días. Esta combinación de tramas le da agilidad a la película. Sobre todo la de los indios que, aunque al principio son tachados de asesinos (tal y como se podía ver en los conocidos westerns), se puede sentir su sufrimiento al ser estafados por otras expediciones, el miedo a ser masacrados por extranjeros y su ira al ver que todo les ha sido robado sin piedad.

tom_hardy_91447

Tras su estreno en diciembre del 2015, el film ya cuenta con tres Globos de Oro a mejor director, mejor actor y mejor película dramática. Además, ha recibido 12 nominaciones a los Oscar, entre los que se encuentran las categorías de mejor director, mejor película, mejor actor y mejor actor de reparto. No han sido estas las primeras nominaciones del director, quien triunfó en los Oscar el año pasado con Birdman. Otras de sus películas como Babel o Biutiful también fueron nominadas pero no consiguieron llevarse el galardón.

Claramente, la estrella de la película es Leonardo Dicaprio con su actuación de hombre al borde de la muerte, sin poder hablar ni moverse, siendo un mero espectador de lo que ocurre a su alrededor. A pesar de ello, el resto tampoco se quedan cortos. La película cuenta con las grandes actuaciones de Tom Hardy (el malvado Bane de The Dark Knight Rises y Max de Mad Max) o Domhnall Gleeson (Bill Weasley o el general Hux en Star Wars). El reparto es claramente lo mejor del film, puesto que el director ha conseguido que los tres protagonistas se superen. Los personajes están increíblemente caracterizados y es muy fácil empatizar con ellos desde el principio. Incluso aquellos personajes secundarios, aunque aparezcan brevemente, hacen mella en el espectador.

duane_howard_0

La fotografía es la segunda estrella. Las tramas se combinan con hermosos planos del paisaje, primeros planos de flores, de montañas, de nieve, de bosques, de ríos y lagos… Iñárritu ha cuidado con esmero esta parte de la película, aprovechando la luz natural que ofrecía el exterior y, con ello, conseguir en ocasiones una atmósfera fría e inquietante. A pesar de la hermosa fotografía, el director abusa de ellos de manera excesiva: la combinación de plano, trama, paisaje, plano, trama durante dos horas y media consigue que el espectador se canse.

the-revenant-fn01

Otra crítica son los momentos flasback o extraños sueños de Glass (muy semejantes a los de Shutter Island) que, por un lado, ayudan a entender su historia y, por otro, pueden llegar a confundir y saturar. El director intentó darle un trasfondo a su protagonista pero con ello consiguió que la película se hiciera mucho más larga y que el público demande mucha más acción.

A pesar de estos momentos, la película en sí es extraordinaria: los personajes te llegan al alma, la fotografía consigue que tengas un momento de relax entre tanta angustia, la banda sonora te traslada a esos bosques y te eriza la piel en los momentos de tensión y la historia te hace querer ver más y más. En conclusión, merece la pena verla y disfrutarla en todo su esplendor.

Y, por favor señores de la Academia, DiCaprio lo merece.

Leonardo Di Caprio Oscar