The Last Jedi
¿La peor película de la saga?

Vamos a saco y con spoilers

La última película de Star Wars ha sido toda una experiencia. Estamos de acuerdo en que estas películas son lo que son y se les permiten ciertas licencias para contentar a todos los públicos. Estos detalles cómicos quedan simpáticos, son algo positivo y la razón por la que Star Wars es la mejor saga de películas para disfrutar en familia. Pero con la nueva entrega se han pasado.

Se han pasado tanto de rosca que tengo la sensación de que es peor película que la Amenaza Fantasma, ahí al menos teníamos un combate final en condiciones con una de las mejores canciones de la saga y la parte cómica se relegó a Jar Jar Binks y mientras él no estuviera en pantalla podíamos estar tranquilos porque nadie iba a soltar ninguna tontería. Pero la nueva película es un sinsentido que parece la segunda parte de Space Balls.

Al principio estaba inmerso en la historia y disfrutando de los toques de humor, pero de repente llegó la que sin duda es la peor escena de la historia de Star Wars. Si, de toda la historia, es incluso peor que la declaración de amor de Anakin a Amidala en la Plaza de España de Sevilla:

La (No) Muerte de Leia

Me jode especialmente porque la escena pintaba brutal:

Kylo Ren se aproxima en su Tie Silencer a la Nave de Leia, está a un tiro de acabar con ella. Pero en ese momento siente una conexión con su madre y duda. Intenta luchar contra sus sentimientos mientras por radio le dan la orden de disparar, se contiene y no dispara. En ese momento aparecen dos Tie Fighters, abren fuego y destruyen el puente de mando acabando con la vida de Leia, que a causa de la explosión acaba flotando por el espacio.

Kylo se queda blanco con lágrimas en los ojos, oímos el ruido de fondo de la radio dando la enhorabuena por acertar en el blanco. Kylo sigue perplejo, pilotando su nave sin rumbo y desde su nave ve flotando a la deriva el cuerpo sin vida de su madre. Por radio continuan felicitándole mientras dan órdenes de continuar con el ataque.

PERO NO, eso no es lo que pasó.

Lo que vimos en pantalla es que tras la destrucción del puente de mando y la aparente muerte de Leia, cortan a un plano en el interior de la nave de Snoke en la que dan ordenes por radio para continuar el ataque y hablan algunas mierdas sobre no se qué cañones. Luego cortan a un plano de la cara de Leia, pasa a otro de la mano que se mueve y de repente vemos como una versión de muñeco de cera en 3D de Leia sale volando por el espacio chocando contra un montón de basura espacial y finalmente llega a la nave y toca la puerta para que le abran.

TOCATE LOS COJONES. Se supone que iban a respetar la memoria de Carrie Fisher, pero alguien pensó que sería mejor arrastrarla por un montón de basura espacial.

Tras esta absoluta barbaridad me explotó la cabeza y me salí totalmente de la historia y lo que es peor, me empecé a cabrear por todo lo que ya había visto, como:

  • El plano inicial de la película, en el que vemos un par de naves en órbita y la cámara se mueve hacia abajo sin ningún objetivo concreto…. simplemente va para abajo y cuando se cansa el editor cortan al siguiente plano que es un contrapicado de algún personaje que está en el planeta. Se supone que el plano inicial de Star Wars es icónico y te pone en situación, siempre están cargados de simbolismo.
  • El roll de títulos inicial, el texto inicial son tres de párrafos describiendo la situación por encima sin ninguna épica. Esta intro siempre ha sido descriptiva y escueta, pero tenía épica y te metía algo de hype antes de empezar.
  • La primera reacción de Luke. El Despertar de la Fuerza acaba de forma solemne, con Rey desesperada entregando el sable láser a Luke, un auténtico héroe y el Jedi más icónico de la saga. Pero en esta película es un payaso que coje el láser y lo tira hacia tras en plan de coña.
  • Se cargan a Poe Dameron, ha pasado de ser el mejor piloto de la galaxia a un pringado al que le relega una vieja y que se lo restriega por la cara tras dos misiones fallidas de forma consecutiva. El primer ataque y la misión del casino. De la misión del casino ya hablaremos después.
  • El admirante Ackbar muere en segundo plano y a nadie le importa.

Tras el momento de Leia me salí tanto de la película que hasta contaba lo que tardaban en hacer una bromita, mas o menos iban a broma por minuto, no importaba el personaje o la escena. ¿Morían 400 personas? En cualquier otra película tenías plano de alguien lamentándose, pero en esta tienes un primer plano de un perro diciendo “LOL, xD”

Festival del Humor

Mucha gente defiende esta mierda con el argumento de que en Star Wars siempre han habido bromas. Pues se equivocan, nunca antes se ha llegado a este nivel. Normalmente los bromistas eran R2D2 y C3-PO y en ocasiones Chewbacca y Han Solo pero siempre contenidos y en momentos justificados. Pero aquí tenemos a C3-PO que no hace ni una broma y a todos los demás personajes metidos en un festival del humor sin gracia en el que cada uno tiene su momento para hacer bromas. Hasta Snoke ha acabado usando la fuerza para desviar un sable láser y darle un golpecito en la cabeza a Rey para echarse unas risas. ¿Alguien se imagina a Palpatine o Darth Vader haciendo estas gilipolleces? Y lo mismo con el general de la primera orden, en el despertar de la Fuerza tenía hasta una escena en plan Hitler dando un discurso ACOJONANTE antes de dar la orden para destruir un planeta. Pero ahora resulta que se ha convertido en Michael de The Office.

Como siga así no termino nunca así que ahí va otra lista de la vergüenza para sintetizar:

  • La BSO no tiene tema principal, todas las películas tienen un tema característico como el de Rey en El Despertar de la FuerzaThe Force en Una Nueva EsperanzaDuel of the Fates en La Amenaza Fantasma
  • La tía de Jurasic Park, cuando se pone en plan “hacemos esto porque me sale del coño”. Acaba siendo un plan de mierda en el que revientan la mitad de la flota rebelde mientras ella se queda en la nave principal “porque alguien debe pilotarla” pero cuando la enfocan está en la ventana mirando de brazos cruzados como los matan a todos. Cuando ya han matado a mas de la mitad se acuerda de que puede hacer algo y lo soluciona en 2 minutos.
  • Rey explicando la fuerza como “algo para mover piedras y controlar a la gente”. En el despertar de la fuerza hay una escena bastante intensa en la que Han Solo le explica la fuerza y los Jedi. Esta escena era especialmente importante porque en toda la trilogía original Han Solo siempre se burlaba de la fuerza.
  • El X-Wing de Luke hundido en el mar. Lo enseñan de pasada y ahí se queda. Si enseñas el X-Wing es para usarlo, como decía el pistolero de la Eclipse: “La pistola cuando se saca es pa disparar. El que la saca pa enseñar es un parguela”. Al menos luego mas o menos se justifica porque el momento en el que aparece en la batalla es bastante épico.
  • Los padres de Rey. Este punto no sería negativo si no fuera por las bases que plantan en El Despertar de la Fuerza, donde en un flashback vemos como Rey se quedó en Jakku mientras sus padres se iban en una nave. Y no es una nave cualquiera, si te fijas en lo que hay por Jakku es muchísimo mas buena que cualquier de las naves que hay en el planeta, pero ahora resulta que “eran unos chatarreros desgraciados que la vendieron a un tío”.
  • Chewbacca vegano, acaba la película anterior JODIDISIMO tras la muerte de Han Solo, pero su gran momento en esta comedia es un sketch con unos pollos.
  • Los habitantes de la isla ¿Unas tortugas disfrazadas de monjas? ¿Estamos locos o que? Encima las presentan así de golpe, sin vaselina.
  • Las conversaciones de Skype WOW que poderoso es Snoke, conecta las mentes de su indeciso aprendiz con una tía que tiene las ideas claras para que hagan un plan para matarle, muy bien tío. No me extraña que tengas esa cara. Y como no, también tenemos bromita en forma de Kylo Ren sin camiseta en un momento patético.
  • La misión del casino. Está bien que no todo salga bien, pero en este caso tenemos una secuencia entera que es una broma constante y que al final solo vale para unir dos personajes, justificar el beso en el planeta de la tarta de frambuesa y nata, para justificar el niño con la escoba al final de la película y para:
  • Los traficantes de armas, resulta que ahora el Imperio le compra las armas a un tío que por las noches se va con los colegas al casino. Construyen estaciones espaciales grandes como planetas, pero se tienen que rebajar a comprar las armas al mismo tío que se las fabrica al bando contrario. ¿En serio? en Rogue One protegen sus diseños de armas en un planeta recóndito que está a tope de vigilancia, con una flota entera de destructores para custodiarla y que encima tiene un escudo planetario. Pero nada, en esta peli han decidico comprarle las cosas a un tío y ya está.
  • El reencuentro de Luke y Leia. En el episodio VII el reencuentro entre Han y Leia es un momentazo rápido pero solemne. Pero aquí ocurre como si nada, dos hermanos que hace años que no se ven y el reencuentro es una escena insulsa que ni recuerdo… y la vi ayer.
  • La muerte de Phasma, se supone que era un personaje importante pero aquí acaba muerta tras una pelea de relleno para hacer tiempo y que Finn se piré con toda la épica de la explosión.
  • El AT-ST corriendo, que corra es bastante grave y un sin sentido, pues encima corre como un payaso con patines. Además sale corriendo para alcanzar la nave mientras ocurre una explosión y cuando llega al borde de la estación espacial está mágicamente dentro de la nave.
  • Los caballeros de Kylo Ren. Se supone que Kylo Ren mató a los Jedi del templo de Luke y se fue con algunos seguidores, fue una gran lucha y un momento que definió el futuro de la galaxia. Pero en esta película resulta que lo que pasó es que Luke estaba mirando a Kylo mientras dormía y de repente se despierta y le estampa el techo de la choza en la cabeza, BUM Luke derrotado por un tío que se acaba de despertar. Además no dicen nada sobre la trama de los Jedi que siguieron a Kylo Ren porque prefieren dedicarle ese tiempo en pantalla a la historia del casino.

Los momentos anticlimáticos

A parte de los momentos de humor aleatórios también tenemos los cortes en medio de una escena para mostrar situaciones irrelevantes, como cuando cortan en medio de la pelea entre Snoke y Rey para enseñar como Benidicio del Toro cobra lo que le acaban de pagar por entregar a Finn. Las películas de Star Wars han sido un referente en cuanto a este tipo de montaje, como cuando saltaban de la escena de Luke luchando contra Darth Vader a la batalla en Endoor. Pero aquí saltan de una lucha tensa a un tío cobrando una recompensa.

A parte de los cortes entre escenas que no tienen nada que ver, la película tiene en general un montaje sin ningún ritmo. Los planos cortan de forma aleatoria sin ninguna intención y no hay ni una escena en la que creen tensión manteniendo los planos o haciendolos más rápidos.

La escena de entrenamiento de Luke en El Retorno del Jedi es un ejemplo de buen ritmo de montaje:

La escena en general tiene un ritmo pausado, pero tiene variedad de planos y podemos notar como aumenta el ritmo cuando está a punto de sacar la nave del agua. Mas adelante, cuando fracasa la escena vuelve a tener el ritmo pausado y Yoda se convierte en el protagonista cuando trata de realizar la tarea en la que acaba de fracasar Luke y cuando la consigue sacar aumenta el ritmo de montaje y sube la música. R2-D2 da el toque simpático celebrándolo y así es como se crea una escena redonda y con buen ritmo.

Snoke

En el Despertar de la Fuerza se presentó como un personaje misterioso y mucho mas poderoso que el emperador Palpatine o que cualquier otro personaje de Star Wars. Pero en Los Últimos Jedi su principal objetivo es acabar con Luke, que ahora es un viejo retirado que está esperando a la muerte en una isla. Este es un objetivo aparentemente bastante flojo porque en teoría no se conocen y Luke apenas le menciona, por lo que Snoke queda como un tonto que está en su habitación roja pegándole gritos a dos adolescentes. No quiero decir que acabar con Luke sea moco de pavo, pero con lo que nos ofrecen y tal como nos han presentado a Snoke, es un objetivo que como espectador no tiene ningún sentido. Porque a ver, al tío le acaban de reventar su principal arma, que era la base Starkiller. El culpable de ello fue Poe Dameron entre otros. Pero en esta película a Snoke parece que le ha perdonado y por algún motivo quiere matar a alguien que no tiene nada que ver con eso.

El tema de su muerte también es de traca. Kylo Ren se lo carga sólo moviendo una mano y  activando un sable láser mal colocado. Ahí acaba la vida del temible Snoke, a la mierda toda la trama, nunca sabremos su procedencia, porque tiene esas pintas ni nada, a la basura el personaje.

Lo Bueno

¡Algo bueno tendría que tener! ¿no? La verdad es que aún tengo esperanzas por la próxima película, porque el destrozo que han hecho aquí ha servido para hacer de Kylo Ren un personaje sólido y lleno de conflictos internos y pura maldad desbocada. Adam Driver es un actorazo y ha logrado realizar una gran interpretación a pesar de estar metido en una película sin sentido. El momento de rebeldía rompiendo el casco lo diferencia de todos los enemigos que hemos visto en Star Wars; el joven aprendiz se desliga de su famoso abuelo y está dispuesto a ir por libre, sin un maestro que le toque las pelotas desde su cómodo trono.

El momento en el que aparece Luke y se enfrenta a todos los AT-AT es bastante mítico. Como no, podría haber sido mejor si el General Hux se hubiera callado la puta boca cuando interrumpe a Kylo Ren en puro éxtasis para decir: “Creo que ya está bien, no? jijiji LOL xDDDD!!!!”

Así que a pesar de todo y teniendo en cuenta de que la próxima película la dirigirá J.J Abrams, tengo grandes expectativas para la próxima película de esta trilogía.

 

Imagen de la portada de Maxwellthebeech