DIARIO DE UNA FEMINIDAD CALLADA
...y una voz interior rota

DIARIO DE UNA FEMINIDAD CALLADA <br> <span style='color:#f96d5a;font-size:14px;font-weight: lighter;'>...y una voz interior rota</span>

Recuerdo cuando la madre de una amiga nos quiso maquillar para finales de curso. Cuando la vi pintando a mis amigas y le giré la cara. No fue rechazo. Tan solo que no quería ser maquillada. En aquellos momentos, con tan solo nueve años, supe que no quería representar ser niña con un maquillaje de purpurina.

A la madre de esa chica le sorprendió, y en parte, a mí también.

Seguir leyendo →