Rage Quitting o el noble arte de cabrearse

Rage Quitting o el noble arte de cabrearse

Al comienzo de la tierna aventura que significa YouTube, pudimos conocer a un pequeño pero agresivo “Niño alemán” que lejos de practicar el sabio consejo de contar hasta diez, no podía sino romper el teclado de su ordenador tras no pasar un nivel (o a saber qué) expresando su furia mediante la explosión de teclas por toda su habitación.

Una década después, la cosa no ha cambiado.

Seguir leyendo →