El género del survival horror. De Resident Evil a Zombie U

Recuerdo perfectamente la primera vez que jugué a Resident Evil. Recuerdo el terror que sentí al abrir aquella puerta y que tras ella apareció un zombie, el primer zombie. Esa sensación de desconcierto e impotencia. Esa primera muerte anunciada. Esa piedra de toque. Esa primera lección de terror.

Recuerdo el vídeo de la introducción del juego, con aquellos personajes reales, el tinte rubio de Albert Wesker, los perros, el helicóptero estrellándose, el fuego…

Recuerdo esa simbiosis de poca munición e incertidumbre ante que será lo siguiente que te encuentres en la maldita mansión, esa mansión que hizo que para los occidentales cambiaran el nombre de la saga de Biohazard (peligro biológico, más lógico y coherente con la trama de la franquicia) a Resident Evil.

Recuerdo también más adelante, un poco más mayor pero igual de asustadizo, ir a casa del amigo de toda la vida, encender la Play Station y aterrorizarme desde el primer momento con Resident Evil 2. ¡Qué angustia desde el principio! El fuego, los coches, la sensación de no saber qué está pasando.

Resident Evil 2

¡MORID MALDITOS!

Recuerdo la comisaría, las máquinas de escribir, los perros, los malditos perros, el chaleco de Leon, los lickers… He de confesar que Resident Evil me patrocinó muchas pesadillas durante mi infancia y pese a ello tengo muy buenos recuerdos. Supongo que el ser humano tiene un punto importante de masoquismo.

Recientemente, he vuelto a sentir esa sensación que no sentía con un juego desde pequeño (realmente desde Dead Space, pero quedaba mejor y más evocador remontarnos a la infancia). No ha sido ni con Resident Evil 5 ni con Resident Evil 6, ni siquiera con Dead Space 3. Fue con Zombie U.

juego-nintendo-wii-u-zombie-u-ubisoft-original-756601-MLA20360502007_072015-O

Los comerciales a veces dan en el clavo

No es el juego con mejores gráficos ni con mejor historia del mercado, ni siquiera es el que mejor jugabilidad tiene (aunque el uso del gamepad es excelente). No es popular, apenas lo podrá jugar el gran público, bien sea por desconocimiento o por los pocos usuarios de Wii U.

Es oscuro, muy oscuro, la linterna es fundamental, sin ella apenas ves el 80% de los tramos. La munición escasea, las armas escasean, la batería de la linterna se agota, escasean también los botiquines, el espacio para guardar los objetos es muy reducido, incluso el cajón que hay en la base para guardar objetos se llena rápidamente y además la primera vez que visitas una zona no cuentas con la ventaja de tener el mapa del lugar. Eso sí, si hay algo que no escasea son los zombies. Es agobiante. El personaje no es un supermacho preparado para el apocalipsis zombie, es un personaje corriente, aleatorio cuya única ventaja es estar vivo, todavía. El sonido ayuda a aumentar la sensación de incertidumbre y desazón, tanto la música como los efectos de sonido. En ocasiones el terror viene por las ondas del sonido y no tanto por la vista.

zombiU

La historia es correcta pero sus personajes carecen de historia personal, lo que hace que el jugador no empatice con ellos. Todo lo contrario que en los primeros Resident Evil; Chris, Jill o Leon, todos ellos personajes carismáticos y a los que se les cogía mucho cariño.

Esta última idea nos lleva al final del artículo y a la gran pregunta que todo fan del survival horror se lleva preguntando desde hace años: ¿Qué es realmente el survival horror? ¿Es un simulador de supervivencia al apocalipsis zombie (demonios, fantasmas, inserte aquí su monstruo favorito)? ¿Es un shooter de matar zombies como Left 4 Dead, Dead Island o los últimos Resident Evil? ¿Es una aventura ambientada en un mundo con zombies (Last Of Us)? ¿Es un juego que consigue aterrorizarte a través de la escasez, el suspense y la debilidad del ser humano ante lo sobrenatural? O, ¡joder! qué no sea por pedir: un juego de supervivencia con una buena historia, un buen guion, unos buenos personajes y unos buenos y variados sustos¡Queremos sentir terror!

FUCK LOGIC

FUCK LOGIC

 

@samsks