Sunless Sea gratis en Steam este fin de semana

¿Qué mejor que amenizar el fin de semana con un buen roguelike? Hasta mañana podremos jugar de forma totalmente gratuita a Sunless Sea, un juego con una ambientación extremadamente cuidada que añade al género un interesante toque narrativo, al más puro estilo de un libro-juego de elecciones múltiples, combinado con una mecánica roguelike muy exigente. Sus creadores, Failbettergames, lo definen como un roguelike náutico, “story-driven”, acerca de la exploración, la supervivencia y la soledad. Y es verdad.

Para otra ocasión dejamos el debate de los roguelike, los roguelike-like y los roguelite. Sirva presentar hoy a Sunless Sea como un roguelike duro que puede verse atenuado si activamos en las opciones la posibilidad de salvar partida, una opción recomendable únicamente para los que se inicien en el género. Sin embargo, para disfrutar en su plenitud de Sunless Sea y otros juegos del estilo es necesario activar la muerte permanente (o permadeath, para los más anglosajones). Y es que esta es una de las características básicas del género: tus acciones, imprecisiones o errores se verán duramente castigados con la muerte. Una muerte, sin embargo, que no oculta el proceso de aprendizaje que conlleva. Tras morir, habrás aprendido la importancia de los suministros, el combustible, el estado de salud mental de la tripulación, la necesidad de evitar ese paso con escollos o ese monstruo que no es tan sencillo como aparenta. No hay muerte en vano en un roguelike como el que nos ocupa.

En Sunless Sea encarnas al capitán de un barco, al que podrás definir en su trasfondo inicial. ¿Buscas fortuna o acaso conocimiento? ¿Deseas localizar los restos de tu padre o crear tu propio imperio? Tras crear tu trasfondo, con estos y otros elementos, podrás conocer a la tripulación de tu barco, los oficiales y las posibles mascotas que te acompañanan. Solo te resta hacer unas cuantas visitas en una Londres brumosa, victoriana, con un claro sabor lovecraftiano, y cargar tu barco de suministros y tu cuaderno de bitácora con noticias y rumores interesantes. A partir de ahí, tu dirigirás los destinos de tu tripulación, navegarás buscando arribar a otros puertos donde obtener suministros, valiosas noticias y establecerás contactos que te permitirán retornar a Londres con informaciones. Por el camino descubrirás otros puertos, islas, extrañas regiones y desconocidas criaturas.

bonny_reefs-1024x575

En tus viajes encontrarás todo tipo de sorpresas. Desde monstruos marinos a los que deberás intentar esquivar en un principio (apagando las luces de tu barco) hasta islas rocosas habitadas por una familia de tres inquietantes hermanas que compartirán almuerzo contigo a cambio de noticias (y de que oigas las extrañas historias que gustan de contar). Otro de tus primeros encargos consistirá en llevar a un extraño pasajero, completamente vendado, a una isla norteña, donde parece que van a morir algunos de los habitantes de este mundo. Van allí, precisamente, porque no pueden morir. Si, como hice yo, sigues avanzando hacia el norte sin importar que parezca que vas a sumergirte en el abismo, descubrirás cómo pese a la muerte de la mitad de la tripulación, obtendrás las heridas del Norte y llegarás a otra zona totalmente diferente. Eso sí, para entonces tus esenciales suministros estarán muy bajos, y deberás localizar nuevos suministros o dejar que tu tripulación comience a comer las ratas y otros habitantes del barco. Será preferible a tu última opción, que no es otra que caer en el canibalismo. No deberás descuidar tampoco el combustible del barco, pues te dejaría a la deriva, o el estado del casco del barco, que podría llevarte a pique.

En cualquier caso, tarde o temprano, llegará la muerte. Tu muerte. Y será culpa tuya. Y lo sabrás. Pero al más puro estilo Rogue Legacy, Sunless Sea premiará tu esfuerzo anterior. Tu siguiente capitán tendrá relación con el anterior, ya por ser su enemigo jurado, un amigo o compañero de tripulación. De esta forma, el nuevo capitán tendrá alguno de los objetos, riquezas o elementos del anterior. Y tú, como jugador, habrás aprendido cómo aumentar las posibilidades de supervivencia de tu nuevo capitán. Porque habrá otro capitán.

Si con todo esto no te has decidido a probar el juego, te acabará de animar la cuidada ambientación del juego. El tinte insano de la ambientación, las brumas y sus criaturas, recuerda poderosamente a Lovecraft, pero quizás más aún al no tan mencionado William Hope Hodgson, uno de los creadores del terror marino. Todo nos pondrá en contacto con el papel del mar a la hora de crear comunidades cerradas y endogámicas, a la par que la terrible soledad ante la inmensa extensión de agua en la cual no sabremos cuando aparecerá el siguiente puerto, tan necesario para comprar suministros o recuperar la cordura. Recuerda todo esto cuando atraques en una isla deshabitada, con una única casa, y con tres hermanas deseosas de almorzar contigo.