¿Es Steins;Gate 0 el anime más esperado para 2018?
Analizamos la adaptación de la primera novela gráfica al anime

Ya han pasado unos largos 8 años desde que salió la novela visual Steins;Gate en 2009. Tampoco soy un gran fan de este género, sin embargo, este ha tenido un buen crecimiento los últimos años. Destacan las que suelen ser adaptadas a animes u otras que se hacen bastante virales, como ha sido el caso este año de Doki Doki Litterature Club, la cual podéis encontrar gratuitamente en Steam, y es muy recomendable para adentrarse en el género.

Pero hoy estamos aquí para debatir sobre la adaptación al anime de Steins;Gate y sobre la adaptación de la segunda novela visual de esta, ahora ya puedo decirlo, saga.

Así que vayamos por partes. Primero un pequeño resumen del inicio de la serie, por si no la has visto, mira a ver si te llama y dale una oportunidad.

El pequeño apartamento

Rintarou Okabe es el principal miembro de laboratorio de Aparatos Futuristas. Un cutre apratamento encima de una tienda de televisiones en Akihabara. Allí junto con su amiga de la infancia Mayuri y su compañero de estudios y hacker Daru, planea alterar el orden mundial inventando cualquier cachibache original. Tristemente os puedo adelantar que su mejor creación hasta la fecha es un mando de la tele con forma de pistola. Aún así también está orgulloso de uno de sus últimos inventos, el microondas teléfono. Supuestamente este debería de funcionar como una máquina del tiempo, pero lo único impresionante que hace es convertir plátanos en una gelatina verde. Aunque un día algo le soprendería, mientras su teléfono estaba conectado a este microondas envió un mensaje de texto, y este llegó al pasado, alterando ligeramente la línea temporal en la que se encontraba.

Este es el inicio del Top Time Traveler elegido por el público en 2015, por encima de otros personajes tan memorables como Homura Akemi de Puella Magi Madoka Magica o el mismísimo Link de TLoZ.

Ahora hablemos de algo que quizás os estéis preguntando. ¿Cúan famosa es Steins;Gate? El videojuego vendió dentro de las expectativas originales, pero la adaptación al anime, según MyAnimeList.net , Steins;Gate es el 7º anime más visto en su página y uno de los mejores valorados, con una puntuación similar a la de Your Name o a la de Fullmetal Alchemist: Brotherhood.

¿Necesitas más razonas para empezar a ver esta serie? No te preocupes, vamos a por ello.

Partamos la serie en típicas partes que suelen importar a la hora de valorar una serie, tales como la historia, los personajes, la banda sonora…

La historia de Steins;Gate es lenta y misteriosa. Siempre hay algo que no conoces, algo que llena todo de misterio, algo que hace que realmente te preguntes acerca de qué coño va a pasar. Te encuentras casi todo el tiempo tan desconcentrado como los mismos personajes, usando, sin escatimar ni una, todas tus neuronas, procesando e intentando analizar la situación, qué ha pasado y qué sienten los personajes. Todo está envuelto, escondido, pero siempre ha estado ahí, todo acaba conectando. La historia de Okabe a lo largo de Steins;Gate sería similar a la de Batman buscando la felicidad de los demás a costa de la suya, o la de Geralt buscando el mal menor y la protección para su “familia”. Okabe es un héroe en las sombras. Es un científico que asegura estar loco, que asegura buscar el desorden mundial, pero al final, sus sentimientos pesan más que unas ideas creadas por su subconsciente.

Steins;Gate se ubica en Akihabara, una importante zona comercial en Tokio conocida por las tiendas especializadas en electrónica y los abundantes maid cafés que se encuentran por toda su expansión. ¿Qué mejor localización para crear una historia sobre un científico loco?

La historia presentada es madura, no busca a un público que no esté dispuesto a prestar atención, y mucho menos, a alguien que se dé por vencido por que no le han enamorado los primeros episodios. Steins;Gate empieza con una pequeña convención de un físico para terminar siendo toda una odisea entre posibilidades.

Prosigamos comentando un poco los personajes que nos encontramos.

Tenemos a Okabe, como protagonista de la historia y científico loco. Esto último, científico loco, es una jodida maravilla. Okabe no solo es original por ser él mismo, si no que a su personalidad, se le añade otra, creada totalmente por él como otra personalidad. Quizás no me haya explicado bien, pero a lo que quiero llegar es que no es bipolar, sino que alberga otro “yo” que ha creado él idealizando la idea de devenir el mejor científico loco del mundo. Esto le lleva a parecer que está medio loco, por ejemplo, de vez en cuando, cuando se siente incómodo o cuando le cuesta decir algo, agarra su teléfono móvil y hace como si llamase a alguien para comunicarle que La Agencia ha dado otro paso para intentar capturarle. Esto no solo se siente cercano, ya que sabes que realmente Okabe no está loco, ni es autista ni nada por el estilo. Es algo que hace por convicción propia, algo que se siente suyo y que le da al personaje un punto que le diferencia de cualquier otro viajero temporal.

Okabe con un aura un tanto misteriosa

El resto de personajes son también propios y tienen unas personalidades muy marcadas, sin llegar a esas personalidades típicas del anime, se quedan todos en la realidad. Si tuviese que hablar de todos ellos posiblemente tendría que desvelar algo relacionado muy directamente con la trama, por lo que con unas cortas descripciones os deberíais dar por satisfechos.

Tenemos a Mayuri, amiga de la infancia de Okabe y al principio una de las pocas personas en las que Okabe se puede apoyar emocionalmente. Al principio también, nos encontramos a Daru, un hacker otaku que estudia con Okabe, aporta la parte informática que le hace falta a las locas ideas que surgen en el laboratorio. Y Kurise Makise, una joven científica que se siente interesada por las extrañas ideas que pasan por el Laboratorio de Aparatos Futuristas.

Existen más personajes, pero cabe destacar a estos, ya que son los principales entorno a los que gira la historia los primeros capítulos.

Y pasando a otra de esas cosas que también suele importar a la hora de ver una serie, la banda sonora y el arte.

Dr. Pepper, la bebida para los intelectuales

La banda sonora, pues en la onda, tenemos temas de un rollo científico, otros más alegres y otros que transmiten perfectamente esa sensación de misterio e incluso desesperación. Y el arte también está en la onda, tampoco quiere sobresalir en este aspecto, ya que recordemos que Steins;Gate se fija más en la realidad que en mundo anime.

Tras estas palabras, me gustaría, si aún no lo habéis hecho, que buscaseis un hueco en las múltiples tareas que estoy seguro que tenéis que hacer, que busquéis otro hueco entre las muchas series y videojuegos que queréis jugar, y vieseis si tenéis sitio para esta serie. Son 24 capítulos, 1 especial y luego una película. No os pide tanto, y os puedo asegurar que es uno de esos animes que pueden atribuir otra piececita a vuestro corazón.

2018 es un año del cual se espera mucho. Tanto en videojuegos como en anime, los lanzamientos son abundantes, variados y desde luego muy esperados: una segunda temporada de One Punch Man, otra de Ataque a los Titanes, la adaptación de Tokyo Ghoul:Re, más Sword Art Online, más Fairy Tail, desde luego más One Piece, Dragon Ball, Boruto, etc.

Pero… ¿son estos lanzamientos tan potentes como para ser más deseados que la 2º y 3º temporada de FLCL (Fooly Cooly) o que la nueva de Steins;Gate? Desde mi punto de vista, Steins;Gate 0 es algo muy esperado, más que nada porque es la adaptación del videojuego que ya salió en 2015 y corto de notazas no se quedó.

Y vosotros, ¿qué es lo que más esperáis de 2018? Dejadlo por los comments!! Nos vemos.

El Psy Kongroo…