Rebels: Bienvenidos al nuevo Universo Expandido de Star Wars

Vivimos un periodo bastante emocionante en el universo Star Wars. Como ya es sabido, una de las primeras medidas que adoptó Disney en cuanto tomó posesión de la franquicia fue echar por la ventana todo aquel compendio de historias y personajes existentes más allá de las películas, popularmente conocido como el “Universo Expandido”, con el fin de contar con mayor flexibilidad a la hora de elaborar tramas interesantes para las nuevas películas, series y cómics de la saga espacial.

Y, ¿saben qué? ¡No los culpo! A pesar de que también contenía algunas cosas muy buenas, el antiguo Universo Expandido se había convertido en un saco hinchado de filler, tramas inconsecuentes y muchas, muchas ridiculeces. Todo eso ya no existe. Lo malo, claro, es que se hayan tenido que cargar al mismo tiempo (aparentemente) a personajes tan queridos como Kyle Katarn, Revan o el Gran Almirante Thrawn. Por supuesto, siempre podemos guardar la esperanza de que algunos de ellos vuelvan, aunque lo hagan un poco cambiados.

Por el momento, sin embargo, el trabajo que está haciendo Disney rellenando su nuevo universo es más que aceptable. Y no hablo sólo del Episodio VII; los cómics a cargo de Marvel han recibido muy buena acogida (especialmente la serie sobre Darth Vader), y el tráiler de Rogue One se ve condenadamente prometedor. Pero uno de los esfuerzos más grandes que está haciendo la gigantesca corporación del (presunto) antisemita congelado en carbonita es, sin duda, la producción de la serie de animación Star Wars: Rebels. Con su primera temporada, estrenada en el 2014, Rebels introdujo un grupo de personajes originales y muy interesantes que lograron capturar la atención no sólo de los jóvenes, sino también del público adulto que buscaba una dosis de Star Wars en la televisión que valiera la pena. Disney se dio cuenta de esto, y lo ha demostrado con una segunda temporada digna de ser asociada con la trilogía original de películas.

Pero… ¿qué es Star Wars: Rebels?

3

La serie tiene lugar en ese espacio ahora más vacío entre los episodios III y IV, durante la formación de la Alianza Rebelde. Los protagonistas son un grupo de forajidos descontentos con el Imperio, liderados por un jedi que logró salvarse de la matanza perpetrada por Palpatine y Darth Vader. A ellos se une un joven granuja llamado Ezra Bridger, un huérfano capaz de controlar la fuerza y que, todo parece indicar, jugará un papel importante en la historia que está tramando Disney para este periodo (el cual incluye también a la película Rogue One, que se estrenará en diciembre).

Es clara la inspiración que saca Rebels de la trilogía original. Muchas veces, especialmente durante las batallas espaciales, la combinación de la excelente animación, el estilo retro, los efectos de sonido ultrarreconocibles y los fragmentos de las melodías originales de John Williams me han puesto la piel de gallina al darme cuenta que estoy viendo una nueva aventura en ese universo que tanto conozco y amo. Sin embargo, Rebels también tiene lazos con el universo de las precuelas; después de todo, es casi una continuación directa de estas. Felizmente, esos lazos se acercan menos a las películas y más a la serie The Clone Wars.

Pero… ¡no soporto las precuelas!

5

Para algunos fans, la sola mención de las precuelas puede causar espanto, pero The Clone Wars es generalmente recordada por haber manejado algunos aspectos esenciales en la historia de Star Wars mucho mejor que las películas, y los ejemplos más claros son los de los personajes de Anakin Skywalker y Darth Maul. Quien fuera nada más que un niñato llorón y quejicas en las películas de George Lucas, en The Clone Wars es un líder carismático, capaz, inteligente, que no tiene miedo de utilizar métodos poco ortodoxos para alcanzar sus fines. Más importante aún, la extensión temporal de la serie hace que el descenso al lado oscuro del futuro Darth Vader sea mucho más gradual y, por tanto, más creíble. Por otro lado, Darth Maul, sin duda uno de los personajes más cojonudos y subutilizados de las precuelas, recibe justa retribución con una historia de origen digna de él.

The Clone Wars sufría, es verdad, de algunos de los mismos fallos de las películas que la engendraron, como sus villanos tan poco interesantes y esas tramas políticas tan fuera de lugar en una saga de acción y aventuras (cómo olvidar el episodio en el que Padmé va a pedir un préstamo al banco…). Pero también nos regaló algunos personajes muy memorables, como Ahsoka Tano y el capitán Rex, quienes tienen un regreso triunfal en Rebels. Particularmente interesante es el reencuentro entre Tano y su maestro, ahora convertido en Darth Vader, y haber presenciado la cariñosa relación entre estos personajes en The Clone Wars definitivamente ayuda a proveer de gravedad a su enfrentamiento posterior.

Pero… a mí me gustaba el antiguo Universo Expandido

2

¡Pues tengo buenas noticias para ti, rarun@! De todas las historias en el universo Star Wars que ha estado publicando Disney desde que adquirió los derechos, Rebels es la que tiene más guiños al antiguo Universo Expandido. Guiños que hasta podrían llegar a ser más que eso, ya que la corporación del ratón no ha especificado en realidad el destino de algunas historias que, quizás, podrían seguir con vida, aunque sea con algunas pequeñas modificaciones.

El ejemplo más claro de esto son las referencias a los juegos Knights of the Old Republic, (KOTOR para los amigos) algunas de las cuales juegan un papel muy importante en Rebels y en la nueva mitología de Disney. ¿Recordáis la espada de luz de Kylo Ren? El libro de arte conceptual The Visual Dictionary lo describe como un diseño propio de la época en la que el jedi Revan, protagonista de KOTOR, arrasó con el planeta Malachor V y puso fin a la guerra entre la Antigua República y los mandalorianos. El planeta aparece también prominentemente en Rebels, regado con los restos de mandalorianos y jedis que perecieron en esa guerra antigua.

New-Star-Wars-Rebels-trailer-hints-at-Force-Awakens-connection

Otra referencia, un poco más rebuscada pero que llenará de orgullo y satisfacción a los fans más hardcore, es que uno de los personajes secundarios que aparecen en la segunda temporada de Rebels es una cazarrecompensas perteneciente al sindicato criminal Black Sun. Esta organización fue creada específicamente para ese experimento noventero llamado Star Wars: Shadows of the Empire, que incluyó libros, cómics, juguetes, una banda sonora y un excelente juego (aunque puede que aquí esté hablando la nostalgia) para PC y Nintendo 64.

Pero… ¿y si sólo me gusta la trilogía original?

4

Excusas, excusas y más excusas. Como he mencionado, tanto el espíritu como el tono de Rebels están enraizados firmemente en la trilogía original. En muchos de los episodios, el espectador es lanzado de lleno en medio de la acción desde el primer segundo. No se requiere ninguna explicación compleja; nuestros héroes son un variopinto grupo de rebeldes que utilizan su ingenio y colaboran para luchar contra la fuerza abrumadora del Imperio. La política queda en tercer plano, las tareas de estos rebeldes consisten en el sabotaje, el robo, el salvamento y la búsqueda de nuevos aliados en dondequiera que éstos aparezcan, incluso si es entre sus enemigos.

La aventura es lo que cuenta en Rebels. Aunque ciertamente hay algunos episodios de relleno, porque nada es perfecto, estos al menos tienen un toque humorístico inteligente, respetuoso con el espectador, y lejos de las pachotadas infantiles de las precuelas. ¿La cereza en el pastel? Los varios cameos de los personajes de la trilogía original incluyen las voces de los actores que les dieron vida en las cintas, incluyendo a James Earl Jones como Darth Vader, Billy Dee Williams como Lando y Frank Oz en el papel de Yoda. Hay algunos más, pero los dejaré a modo de sorpresa. Rebels es la serie de Star Wars que muchos desearíamos, ¡y ya lleva dos temporadas! No dejéis que las apariencias os engañen y dadle una oportunidad a este nuevo Universo Expandido.