Radio Warclimb III

radio paint

‘NiGTHS into dreams’ es un caso curioso. No fueron muchos los que llegaron a jugarlo, y no acapara focos cuando se habla de su época. Pero cuando se habla de NiGTHS, se habla con pasión y ese tipo de nostalgia que va más allá del buen recuerdo, de la manera que se habla de aquellas cosas mágicas y maravillosas que, por lo general, sólo ocurren en sueños. Ya dijo Shigeru Miyamoto, que este era el único juego que él hubiera deseado haber hecho.

En OCRemix NiGHTS no ha tenido demasiada representación hasta que hace dos años le dedicaron un álbum llamado “NiGTHS: Lucid Dreaming” repleto de canciones variadas y emotivas. Música de baile, ambiente, clásica, rock, pop, karaoke… de todo, vaya.

Esta semana, NiGHTS into dreams, con cuatro de las mejores canciones del álbum “NiGHTS: Lucid Dreaming”.

[audiotube id=”KrPQ7CJeLyg” size=”large”]

Ojocuidao: este remix tiene cierto olorcillo a Autotune, si eso te echa para atrás, pero si eso no te achanta verás que AkumajoBelmont sabe usarlo debidamente y que esta versión del tema principal “Dreams Dreams” posee una alegría bastante contagiosa. Y a pesar del cambio de balada ñoña a disco, las similitudes entre una y otra siguen ahí, pudiendo identificar fácilmente una con la otra.

[audiotube id=”3GsBoVbbvfA” size=”large”]

Pasamos a algo más relajado. ¿Qué tal algo como una balada rock ochentera? Suave, romántica, y pensada para los arrumacos en la cama. Los jueces llegaron a comparar a Sixto Sounds con Joe Satriani en esta canción (o que simplemente es él mismo), y aunque yo no me voy a liar en comparaciones así de gordas, cierto es que las guitarras aquí suenan a manjar de dioses.

[audiotube id=”lk6L2ZPVx60″ size=”large”]

¿Ópera? Ópera.

[audiotube id=”6isTK_eqr0k” size=”large”]

Esta canción demuestra que un original no tiene porqué ser mejor y punto, funcionando tanto fuera como dentro de su contexto. El propio Level 99, remixer de esta canción y director del álbum, dijo “Sé que yo e innumerables otras personas hemos tenido sueños donde volábamos sobre nuestras ciudades, y quise capturar eso con esta canción.” Y vaya si lo consigue. Buen rollito para el niño interior.

 

Extra: ojito a esta foto donde dos de los compositores del juego, Yuji Naka y Takashi Iizuka, reciben una copia del álbum y les dicen que es un trabajo no oficial. Embobaico perdido, se quedó el pobre Iizuka.