Radio Warclimb I

radio paint

¡Música! Desde el momento en que a algún primate le hizo gracia el sonido que su garrote producía al chocar con la sesera de algún infortunado bichejo, la humanidad siempre ha buscado nuevas maneras de seguir produciendo más y mejor música, sobretodo si está emparejada con la alegre defenestración de nuestros enemigos. ¿Y dónde mejor para encontrar dicha conjunto de elementos que en los videojuegos? Pero en Warclimb sabemos que no está el monedero para bollos, y gastarse los cuartos en el disco de música de un juego que lo mismo permite reproducirla desde la propia consola puede no resultar muy atractivo.

Por eso os proponemos como alternativa acudir a OverClocked Remix, uno de los sitios más antiguos de internet (fue creado en 1999, que se dice pronto) y donde multitud de músicos profesionales rinden homenaje a la música con la que crecieron entre vasos de Cola-Cao y bocatas de Nocilla, reinterpretándola cada uno a su manera (lo de “remix” y “remixers” hace mucho que dejó de tener sentido), y con un grupo de jueces que se aseguran de la calidad de cada aportación. Y es toda gratuita y con el visto bueno de la mayoría de compañías y compositores originales (algunos como el muy de moda Jeremy Soule o David Wise, que trabajó en los Donkey Kong Country, hasta participan y todo). Hay otros sitios que ya visitaremos, pero OCR por lo general será nuestra guía de referencia.

Nuestra intención es cada semana mostraros tres canciones de un juego concreto para vuestro juicio y disfrute, junto al enlace a su correspondiente página en OCRemix, donde podréis descargar su mp3, leer la valoración de los jueces y comentarios de los músicos que participan en su comunidad.

Hoy por ser el primer día, un popurrí para empezar bien cualquier día.

 

[audiotube id=”0Y0zVI0nZio” size=”large”]

Imaginad que el día está empezando, ¡y hay que empezarlo con energía! ¿Y qué mejor para ello que la introducción a un juego de lucha? Esta canción coge los apenas veinte segundos del original de SFII y los alarga durante más de dos minutos con un guitarreo bien majo. Echad un ojo a la página en Wikipedia de Vertexguy, porque no es precisamente ajeno a la industria y ha participado en varios de los conciertos Video Games Live que tan conocidos son por las Américas.

[audiotube id=”QYZQIUwezg8″ size=”large”]

¡Hora de comer! A nosotros con algo sencillo nos puede valer, pero Kirby necesita mucho, mucho más, y con furia visigoda, sin importarle colesterol o cáncer alguno. Cuando no trabajan solos, algunos de los músicos de OCR forman el grupo de punk/ska The OverClocked Plaid Muffins y sueltan locuras así. En la pestaña “lyrics” de su página podéis leer la letra, y aunque es la versión censurada, más abajo os comentaré dónde encontrar la versión sin cortar.

[audiotube id=”bytIrcr42M4″ size=”large”]

Termina el día, y al llegar a casa después de una ajetreada jornada de trabajo en nuestra oficina de Wall Street, sólo queremos servirnos una birra, bajar a la playa a la que nuestro hogar da la espalda y tumbarnos en la hamaca mientras nos relajamos escuchando el ir y venir de las olas con nuestros sirvientes masajeándonos los piés y cantándonos una nana. Aunque puede que esto no sea como vuestras vidas transcurran, pero esta canción os cubre las espaldas, con reminiscencias del mejor Vangelis de Blade Runner sobre la canción más relajante del juego de los gorilas plataneros.

Sí, OCRemix también produce álbumes enteros. Este es el último que han sacado no hace una semana, que ha estado en producción durante la tontería de ocho años, y aunque es sólo dos discos (los últimos álbumes tienden a alcanzar perfectamente más de cuatro discos), puede ser de especial interés para los fans de Kirby, las canciones vagamente chiptuneras, y Kirby otra vez. En su página podéis escuchar y bajar su música tanto por canciones sueltas como por completo, incluyendo la versión profana de Ska Buffet.

Para recomendaciones, no necesariamente de OCR, usen los comentarios. A partir de la semana que viene, nos centraremos cada vez en un juego concreto. Hasta entonces, que estas las disfruten con salud.