Presentación de Spiderman: El reino de las sombras

logo

El pasado día 7 en el hotel Puerta de América, Madrid, pudimos asistir a la presentación del nuevo videojuego de Spiderman que Activisión está a punto de parir. Antes de nada, tirón de orejas para quien corresponda, porque muchos acabamos teniendo un lío inmenso para llegar después de haber consultado a Google maps, la web de Metro Madrid y las Páginas Amarillas para llegar.

Una vez bien en la sala de conferencias, apareció Brian Morrison, productor asociado de Activision allá en Los Ángeles, que nos iba contando cosas sobre el juego mientras echaba una partidilla a la versión de 360, la cual será la misma que las de PS3 (ambas desarrolladas en conjunto por Shaba y Treyarch).

Para empezar, no puedo dejar de admirar lo dinámico, ágil, y espectacular que es este Spiderman. Al saltar, al balancearte, al luchar, al andar… es increíble cómo han conseguido que entre el personaje y la cámara, si en pantalla hay algo quieto, es porque tú quieres.

La historia, escrita en colaboración con Marvel, nos pone en un Nueva York con sus típicos problemas, como por ejemplo, guerras de bandas en las que el ciudadano medio se encuentra entre tiroteos, y como Spiderman es tan buen vecino, pues allá que vamos a repartir arroz y carisma. Sin embargo, la ciudad comenzará a ser invadida por el simbionte, la criatura alienígena que era el traje oscuro de Spiderman y que “creó” a Venom y Masacre. Es cierto que en algún otro juego anterior ya se trató este tema (creo que en el primero de PSX), pero aquí es diferente. A diferencia de muchos juegos, la historia transcurrirá a lo largo de un año, y no en horas o días. Veremos cambiar la ciudad, a la población convertirse en el enemigo, y veremos a diferentes fuerzas combatirlos, como los supers (como por ejemplo Luke Cage y Lobezno) y los soldados de SHIELD, así como decidir con quién te alías. ¿Lucharás bajo las ordenes de los comandantes de SHIELD, o llevarás tu propio pelotón de soldados de Kingpin? ¿Contestarás a los halagos de los ciudadanos con gentil, gentil amor, o serás un renegado?
A ello se suma que Spiderman vuelve a tener el traje negro, y un conflicto de amores entre MJ y Felicia Hardy, la Gata Negra. Según usemos más el traje normal (más amigable, más “estiloso”) o el negro (más agresivo, menos considerado) se abrirán diferentes niveles y líneas argumentales. Así que no puedo decir que no va ser algo interesante el argumento.

Ñam ñam

Así pues, ¿qué tal la ciudad? Creo que en todo juego de Spiderman que se precie es una parte que delimita y caracteriza a todo los demás elementos, incluso a los técnicos. Por lo que he podido ver, es totalmente explorable. Si miras de cerca a un personaje o aun elemento cualquiera, es posible que no parezca tan detallado, pero una vez te alejas todo tiene una pinta increíble. Es evidente que cuesta mantener un nivel alto de gráficas si estás haciendo correr toda una ciudad, con su tráfico, sus crímenes y todo lo demás. Además, tiene un nivel de destructibilidad bastante alto, aunque parcial. Es decir, no podremos agrietar el suelo ni destrozar la fachada de un edificio, pero sí derribar muros destrozar los cristales de una tienda o tirar abajo postes y verjas.

En cuestión de control, el asunto cobra una dimensión fabulosa. Básicamente, se mantiene el espíritu de los controles de anteriores juegos, pero añadiendo nuevos elementos.
Cuando andamos haciendo el mono por ahí, al subirnos por una pared, ¿porqué ir gateando cuando poder ir corriendo? Dicho y hecho. Príncipe de Persia, tápate las vergüenzas. ¿Que al balancearte vas a tocar suelo pero no quieres bajar aún? Pues o subes por la red mientras te balanceas o sigues corriendo por el suelo sin soltar la red. Y en combate, la cosa mejora aún más: sistema de objetivos, cámara lenta inteligente para enfatizar golpes fuertes o para saber a dónde vas en en combates aéreos, y combates en paredes (simplemente alucinantes) son algunas de las bondades que trae el juego.

Spidy & Luke Cage

Por otra parte, podremos usar el sentido arácnido para rastrear crímenes y amenazas por toda la ciudad, algo que preveo tendrá mucha relevancia en niveles posteriores del juego, cuando la ciudad esté consumida por el simbionte. Además, algunos de estos crímenes serán minijefes que podrán ser derrotados mediante Quick Time Events; que no sea por variedad que al juego le falte algo.

Otro aspecto importante son los trajes. Llevar el traje de tela y el simbionte son cosas totalmente distintas. Con el traje, Parker será más estiloso, acrobático y se preocupará por los demás, como en todos los juegos anteriores. Sin embargo, usando el simbionte, será más agresivo, más despreocupado, siendo capaces de agarrar un coche cualquiera y, con el conductor aún dentro, lanzarlo a un robot, algo muy alejado de lo que cualquiera esperaría del Hombre Araña, por mucho que después recojas en el aire al pobre tipo al salir volando por la explosión. Por eso, según el uso que le demos a cada traje, la relación con otros personajes y el avance del argumento cambiará. “Poder y responsabilidad”, que le dijo un muerto, ¿no?

¡Pulpo en su tinta!

Respecto a la versión de Wii, desarrollada por Treyarch, cierto es que se notará un severo bajón gráfico, como cabía esperar, pero tampoco tan grave como para que te sangren los ojos. Los controles están bien adaptados al wiimote (al balancearte, deberás cambiar de red manualmente y no automáticamente como toda la vida, además de que apuntarás con el wiimote a donde lanzar la red), y en base es el mismo juego que el de PS360. La versión de DS no la pude ver detenidamente, pero en mecánica me recuerda al Spiderman Ultimate donde controlabas tanto a Spidy como a Venom, es decir, jugabilidad 2D y con un mapa en la pantalla inferior.

El día 24 de octubre tendréis todas las versiones en las tiendas y en castellano, con los siguientes precios.

-360 y PS3: 69,95
-Wii: 59,95
-NDS, PS2 y PSP: 39,95
-PC: 29,95