Lo mejor de 2017 no fue The Legend of Zelda
Persona 5 y NieR: Automata

Los dos juegos que más conflicto crearon en mi cabeza este 2017 han sido NieR: Automata y Persona 5. No sólo porque me han hecho esforzarme para decidir a cual le daría mi GOTY personal, si no porque ambos juegos han sido un claro ejemplo de que un videojuego no es solo un entretenimiento.

Por mucho que a la gente le cueste creer, ¡sorpresa!, hay cosas más allá que la jugabilidad. Cosas como la banda sonora, los personajes, la historia… eso es lo que hace que un videojuego sea realmente recordado. Y tanto Persona 5 como NieR: Automata han bordado estos apartados.

Recordemos el estilo de juego de Persona 5, un simulador de una vida estudiantil de día y Batman ladrón de noche, no un ladrón convencional amigos, un ladrón dispuesto a reformar la sociedad. A lo largo del juego se exploran diversos problemas que azotan a la sociedad actual y se simbolizan dentro del juego. Será por la mañana cuando entremos en contacto con estos problemas en la vida real y por la tarde, cuando somos ladrones de corazones, cuando los encontramos imaginados.

Los androides protagonistas de NieR: Automata

 

Por otra parte, NieR: Automata es mucho más enigmático a la hora mostrarnos la realidad. El juego se basa en un par de androides, soldados de una guerra entre los humanos que fueron expulsados de la tierra y un grupo de robots creado por unos extraterrestres que la invadieron. El juego tiene unos 27 finales, siendo solo los 5 primeros reales y los otros 22 bromas. A medida que vayamos obteniéndolos la historia se va complicando cada vez más, y más aún si cabe, todo lo que filosofa el juego. Y es que para ser un juego proveniente de Oriente, referencias constantes a filósofos como Nietzsche o Simone de Beauvoir son constantes. Todo radica en la diferencia que hay entre los robots y los androides, ¿desarrollan emociones?, ¿son humanos?, ¿se comportan como ellos?

En resumidas cuentas, mientras que Persona 5 reflexiona acerca de nuestra sociedad, NieR: Automata lo hace acerca de las emociones y la realidad, dos sujetos más bien muy interesantes, ¿no?

Antes de tratar algo que es de mención en ambos juegos, me gustaría comentarles mis impresiones acerca de la jugabilidad de ambos títulos.

 

Demasiado estilo para un sistema de combate

En Persona 5 cuando somos un simple estudiante, todo está muy cuidado, desde las abundantes localizaciones que podemos visitar para hacer vida, a las descripciones de los artículos que son vendidos, con multiples referencias a la cultura popular. Pero lo que abarcará la mayor parte de nuestro tiempo, será mejorar las relaciones con otros personajes, ya que a mejor funcionen estas, más ventajas tendremos cuando entremos en el Metaverso (donde somos ladrones de corazones). Y es que lo más emocionante, es cuando llega el “Evening”. Cuando tenemos la posibilidad de usar una misteriosa aplicación de nuestro móvil para adentrarnos en el Metaverso, donde podremos pelear con “sombras” para hacernos camino por los diferentes palacios (representaciones del subconsciente de una persona, donde alberga sus ideas menos nobles y secretos más rastreros) para terminar preparando nuestro golpe. Y es que todo esto, se siente realmente como preparar un verdadero robo.

En NieR: Automata, tenemos un bonito hack n’ slash, con jugabilidad muy pulida por Platinum Games. El juego se siente perfecto, rápido, complejo, intuitivo… Todo buen adjetivo que quieras darle al combate de un videojuego se lo podrás dar a él. Además explora diversos géneros, ya que a lo largo de la historia y de vez en cuando, se nos arrebata el control de la cámara para obligarnos a jugar de una determinada manera, lo bueno es que no se nota muy forzado y es muy natural, algo de agradecer para no repetir el mismo combate siempre. Hay variedad de armas, de combos, de estrategias que podemos seguir y una variedad muy decente de enemigos, aunque visualmente muy parecidos entre ellos.

Pero ahora pasemos donde ambos juegos han destacado por encima del resto este año.

La banda sonora.

Aprueba que varios juegos este año han tenido bandas sonoras que han destacado por encima del resto, pero la de Persona 5 y la de NieR: Automata, las han eclipsado.

Persona 5 por su parte, ha traído frescura. Una banda sonora con mucho jazz, muy animada, que no te dejará de encantar en todo momento, muy completa, cuidada, compuesta por Shoji Meguro, compositor habitual de Atlus que ha compuesto casi todo Shin Megami Tensei o Catherine. Como tampoco entiendo mucho de géneros musicales, me limitaré a algo básico. La mayor parte del jazz del juego se considera acid jazz, una mezcla entre jazz, funk y hip hop, de ahí que sea tan animado. Sin embargo para los jefes finales, se utilizan piezas de carácter hard rock, para transmitir esa sensación de que nos estamos enfrentando a un enemigo más poderoso. Un juego y una banda con demasiado estilo.

Woooaaaah! Looking cool Joker!

 

Por otra parte, NieR: Automata, también triunfante entre el público y la crítica, ha sabido llevar a la perfección los sentimientos de esta profunda historia al pentagrama. El gran apartado instrumental del juego es acompañado por unas magistrales voces, lo que ha desembocado, en una de las mejores bandas sonoras de los últimos años. Tenemos temas muy diferentes entre sí, pero todos con potencia, con personalidad y sobre todo con sentimiento. Es más, solo algunas canciones tienen una letra coherente, algunas sencillamente tienen sonidos que pensaron que ayudarían a transmitir sensaciones. Una loca idea, para uno de esos pocos juegos en los que el autor consigue imponer totalmente sus ideas. Señores, Yoko Taro está loco, y eso, nos encanta. También cabe decir que las canciones con letra, tienen su versión tanto en inglés como en japonés, y solo puedo deciros que ambas están a la par.

Este videojuego ha demostrado lo fácil que es hacernos llorar con solo una canción, y es que hasta las vocalistas que cantan, ¡se echan en algún momento a llorar! Una preciosa banda sonora, clásica moderna, lo que todos necesitabamos.

Espero que os animéis a darle uno de estos dos juegazos. Sin duda el que más me ha sorprendido ha sido Persona 5, yo nunca antes había jugado un juego de rol por turnos tan grande y tampoco era un género que me gustase mucho, no estaba muy seguro sobre la narrativa y además el juego solo se encontraba en inglés. Pese a ello acabé muy contento, el idioma no supuso un problema, y me ha abierto las puertas a un género al cual yo no había jugado antes y se lo agradezco, pues los Final Fantasy me están gustando. También muy agradecido a NieR por las lágrimas que me ha hecho soltar y por las rayadas que me ha metido en el coco, un juego infestado de sentimiento y razonamiento que no defraudará a nadie.

Sendos juegos han demostrado que tenían algo que contar, algo sobre lo que razonar, algo que expresar. Dos juegos que sin duda alguna han manifestado todo lo que sus directores deseaban al pie de la letra.

Y vosotros, ¿habéis jugado a alguno de estos juegos?, ¿pensáis que ha habido mejores bandas sonoras?, ¿os han gustado? Os espero por los comentarios!!