Nevermind

Nirvana -1991-

nevermind-nirvana.jpgNevermind es el segundo álbum de estudio de Nirvana, y uno de los iconos musicales de los 90. Nirvana fue un grupo de música que no pudo gozar de una cierta continuidad, ya que el líder, Kurt Cobain (compositor, cantante y guitarra), resultaría del todo inestable. Nevermind cosecho un éxito comercial apabullante, sobre todo por el single que se encargó de machacar MTV, Smells Like Teen Spirit, que marcaría de forma negativa, tanto a parte de la opinión pública como al mismo grupo. El segundo álbum de Nirvana es una joya. Ningún tema tiene desperdicio, siendo de una calidad contrastada. Las influencias de grupos tan dispares como The Ramones, Sex Pistols o The Beatles, entre otros, dieron como resultado un estilo que pondría en marcha Nirvana, de corte punk, heavy y rock & pop refinado con retazos psicodélicos. Cuando se habla de Nirvana, se habla de Kurt Cobain, ya que él era la inspiración del grupo, y sin él, Nirvana no se entendería.

nirvanasunglas.jpgEl primer tema es Smells Like Teen Spirit, un tema extraordinario, con un riff potente y pegadizo, posiblemente de los riffs más famosos de la historia. El ritmo de batería y los efectos de guitarra, al igual que el ritmo de bajo, es muy destacable y funcionan como el aperitivo de lo que resta de disco. In Bloom es otro tema de excepcional calidad, y resalta, como casi siempre en Nirvana, el riff de Kurt Cobain y sus crescendos vocales, y en el caso de este tema, un buen solo en la recta final de la canción. Luego escuchamos otro tema muy conocido de Nirvana, Come As You Are. Al comienzo, un riff mítico que se irá repitiendo a lo largo de la canción, un estribillo pegadizo y con un enfoque más tranquilo de lo que nos tiene habituados la banda estadounidense. Breed es una maravilla, de lo más destacable de Nevermind. Magnífico tema: electrizante, potente, complejo y rápido. Kurt Cobain, sencillamente genial con la guitarra. Es muy recomendable Breed en directo. Escuchamos Lithium, otro de los temas estrella del álbum. Lithium contiene las características típicas de Nirvana elevadas a la máxima potencia. En ella nos encontramos con los crescendos vocales e instrumentales que imprime la banda que hizo emerger el movimiento grunge en Seattle, dándonos la 76131309_a1abd62c72.jpgposibilidad de reconocer a un gran bajista, Chris Novoselic. Otro tema esencial de Nirvana, Polly -véase MTV Unplugged de Nueva York (1994)-, se trata de un tema acústico, sugiriéndonos la voz de Kurt Cobain una austeridad y crudeza casi extremas. Polly funciona como escisión en el disco, ya que los temas que vendrán a partir de Polly tendrán un corte diferente al paquete de canciones anteriores. Territorial Pissings es absolutamente riguroso, soberbio y rápido. Roza el Punk y el Hard Rock al mismo tiempo. Nos encontramos así, en el momento álgido del álbum, tratándose de uno de los mejores temas en los directos de Nirvana. Después, Drain You, un gran tema, con sorprendentes efectos, antecederá a Lounge Act, tema pegadizo con un gran riff. En la parte final del disco disfrutamos de Stay Away, On A Plain y Something In The Way. Stay Away es muy potente y cuenta con una gran exhibición de David Grohl (batería). Después de On A Plain, con claros retazos Pop, escuchamos Something In The Way, última canción del elepé y que, además, contiene una pista secreta. Something In The Way es de los mejores títulos del álbum. Contiene cierto expresionismo grunge, que alcanza incluso lo sentimental.

Aquí la curiosidad: en el último tema, Something In The Way, existe una pista oculta que no se encuentra en todos los discos. La pista oculta es una improvisación psicodélica con el sello de Nirvana, que muestra un desgarramiento en la voz de Kurt Cobain. Se dice que esta grabación se incluyó en algunos discos por error, ya que se trataba de un desahogo musical por parte de Nirvana después de una agotadora jornada de grabación. Se trata de una exquisita muestra experimental, que por momentos cambia de mono a stereo.

Nirvana consiguió un éxito rotundo con este, su segundo disco de estudio. Mucho más lejos de la realidad, Nirvana, y en especial Kurt Cobain, no se encontraban cómodos con la fama, y acabaron realmente hartos de interpretar en Shows de televisión y todo tipo de escenarios el single Smells Like Teen Spirit. Recalcar el enorme talento que tiene Kurt Cobain, que canta y toca la guitarra. Pero no toca la guitarra rítmica, sino que lleva todo el peso de la guitarra en un grupo de música como Nirvana, en el cual la guitarra es imprescindible, al igual que los restantes instrumentos (bajo y batería). Es muy importante tener en cuenta ese dato; Kurt Cobain, ilustre compositor, vocalista y guitarrista de su grupo, Nirvana, una banda que se convertiría en el icono del grunge, un disco que se convertiría en toda un referencia mundial, Nevermind, y una canción, Smells Like Teen Spirit, espléndida, que acabó por encasillar popularmente a la genial banda estadounidense.