Need for Speed: Shift

Años al Volante

nfs_shift-1024×576.jpg

Resulta inquietante como una película para tontos influenció de tal manera en una saga de videojuegos que parecía ya madura tras haber sacado seis videojuegos desde The Need for Speed (1994) hasta Need for Speed Hot Pursuit 2 (2002). Que sacaran un juego macarra por la moda del tuning era pasable, confieso que disfruté jugando a toda velocidad en las calles en Underground 2, el nivel de customización de los coches era impresionante. Pero todo tiene un límite y la saga Need for Speed lo conoce.

Recordemos que hace un año teníamos a la misma compañía compitiendo con dos juegos de carrera arcade basados en las carreras que surgían dentro de una ciudad abierta; NFS Undercover y Burnout. Algo absurdo por se mire por donde se mire, de esta lucha tan desigualada salió vencedor Burnout por lo que a Need for Speed le tocaba renovarse o morir.

Arcade vs Simulación

Y aquí tenemos el resultado, Shift. Una especie de simulador que conserva elementos del arcade, como los puntos que nos van dando dependiendo del estilo de conducción o de lo sucios que seamos con los contrincantes. Estos puntos son el reflejo de nuestra habilidad como piloto, lo que nos hará escalar en el ranking para conseguir nuevos coches de recompensa y estrellas que nos harán subir de nivel. En cada carrera, por lo general, podemos ganar un máximo de seis; tres por posición, dos por puntos y una por superar el objetivo de la pantalla, ya sea hacer una vuelta perfecta, superar X velocidad, dominar todas las curvas o dar una vuelta en cabeza. Esto, en caso de no poder optar al podio, puede llevarnos a hacer locuras como estar en la última vuelta, faltar sólo 400 puntos para la segunda estrella de puntos y esperar a contrincantes para estrellarnos contra ellos. Afortunadamente no es algo muy frecuente, siempre es mejor reiniciar la carrera y correr limpiamente.

Otro detalle algo arcade es el tipo de pilotaje que se estila en las carreras, sobre todo en las salidas y con los coches de la máquina, que tratan los coches como si se lo hubiera regalado una exnovia. En los niveles más altos, las salidas son una nube de polvo, pintura y diversas partes de automóviles. Hay que ir con los ojos bien abiertos porque como empieces en séptima posición es difícil llegar al podio. Los muy cabrones defienden con su vida hasta la posición más inútil.

flying-aston.jpgUn día cualquiera en la primera curva.

A parte de estos detalles el juego puede considerarse un simulador, no tan fino como Forza o Gran Turismo, pero si como Grid. Así que al fin tenemos un Need for Speed mucho más maduro, prueba de ello son los comentarios que hay por la red de sus anteriores seguidores:

Cito al señor Elias Adin respetándo toda su lírica:

en mi opinion es una total basuraaaaaaaa le quitaron emocion al juego y ya no tiene chiste xq ya no son carreras callejeras sino q de rally haci para q y si siguen haci need fors speed desparecera para jugar need for speed shift mejor juego Dirt q es igual solo x las grafias oviamente

Obviamente no ha jugado, porque ni un orangután compararía este juego con uno de Rally.

Control

Desde el segundo día que lo tengo he jugado con los ajustes que publicó Harle.

Configuración recomendada pad (aportada por borabora del foro EOL):

Zona muerta dirección 15%
Zona muerta acelerador 10%
Zona muerta freno 10%
Sens. dirección 5%
Sens. acelerador 5%
Sens. freno 5%
Sens. dirección velocidad 100%

Exceptuando algunos coches, el juego va bastante bien. Esa excepción ha creado cierto rechazo hacia el juego y sobre todo se da con los coches mejorados en taller y algunos de las clases más altas como el Veyron. Pero por otro lado tenemos coches que van muy bien como el Ford GT, Lamborghini, Audi R8. La mayor parte de problemas que he escuchado en cuanto a manejo son en ciertos circuitos, en los que el pavimento no es todo lo liso que debería, por lo que el coche va pegando botes, esto es algo que no debería ocurrir y menos en una demo. En la demo del Forza van todos los coches bien, pero en la del Shift algunos coches fallan. Si tienes el juego completo y tu coche va pegando botes, antes de jugar en Nordschleife o cualquiera de sus variantes entra en el reglaje y ablanda un poco la suspensión.

El equilibrio Arcade/Simulación podemos alterarlo en algunos momentos, por lo general el juego premia la conducción suave y elegante. Pero en algunos circuitos podremos volvernos locos.

choque.jpg

choque2.jpg

Esto es lo que pasa cuando pones 15 coches a dar vueltas en el 8 de Hazyview, que como bien indica su nombre tiene forma de ocho.

Conclusión

Shift es un gran juego de coches que ha logrado encontrar su sitio junto a otros grandes como Gran Turismo, Forza, Grid o Project Gotham 4, con un catálogo de 70 coches que van desde actuales como Bugatti Veyron o Lamborghini Reventón hasta joyas como el Corvette Stingray de 1967 con los que podrás correr en 18 circuitos completos y en algunos tramos de ellos, como Glendale Oeste. Es una pena que en cuando jugamos un time trial no haya un fantasma o juguemos con la referencia de nuestro mejor tiempo absoluto, durante la carrera sólo vemos nuestro mejor tiempo y el tiempo de los competidores que están jugando en ese momento, esto se salva de algún ligeramente en el modo historia, donde se mostrará en el menú de prueba el mejor corredor de entre nuestra lista de amigos.

Hace unos meses escribí sobre el modo online, también puedes consultar la lista de coches y circuitos en zonapíxel.