La máquina del tiempo (III). Los maravillosos 80.

Saludos amigos.

Hoy nos encargaremos de recordar algo de esa publicidad que muchos no conocimos, llevada a cabo en plenos años 80. Débese tener en cuenta que es una selección muy personal (por otro lado como todas) y hecha sin más orden ni concierto que una serie de temas que me apetecía tratar… Así, nos embarcamos hoy en la publicidad más arcaica que había tratado hasta el momento, aquella dedicada a los juegos de Atari 2600, donde encontraremos una variedad de temas sorprendente, desde consejos tácticos para enseñar a jugar al jugador (como si éste no supiera) hasta cuestiones socioculturales recurrentes del momento.

A día de hoy ya han surgido las primeras titulaciones universitarias sobre creación y desarrollo de videojuegos, como podéis comprobar por la prensa. Pronto, muy pronto, estoy seguro que el análisis sociocultural del videojuego adquirirá mayor importancia, y será entonces cuando se valoren algunos elementos, carátulas de videojuegos, por ejemplo, como algo digno de estudio para abordar una época. Carátulas de videojuego que bien podrán acabar entrando en los museos, porque como ya hemos podido ver en la obra de Haruki Murakami, se puede hacer arte que sea considerada como tal aunque tenga ventas de millones de unidades y el artista se haga de oro en vida propia. Algún día las carátulas de los videojuegos estarán también en los museos, y aunque no sé si se considerarán arte, lo cual tampoco me importan en exceso, sí sé que hablarán, y mucho, acerca de los condicionantes del momento histórico en que se crearon.

Abrimos boca pues con este videojuego, representación de la calidad que encontramos tras el salto. Si estás dispuesto a volver a los 80, a los juegos de píxeles gigantescos, y a la publicidad fantasiosa spectrumiana (sí, de esa en que la carátula del juego o el anuncio eran una recreación de lo que ibas a jugar, y en ningún caso un fiel reflejo), acompáñame en este recorrido por la publicidad de Atari, donde cabía la política, el arte, la enseñanza y mucho más.

communist_mutants-740168.jpg

Comunistas, mutantes y del espacio. Lo tenían todo para ser masacrados. Esta carátula resume sintéticamente el contenido ideológico de la Guerra Fría, la esencia del cine original de extraterrestres como reflejo del enemigo comunista (veáse La invasión de los ladrones de cuerpos, 1956) y todo aquello con lo que jugábamos allá por la época. El juego no deja de ser un clon del Space Invaders, pero estaba en formato cinta y fue gancho publicitario para vender precisamente eso, un lector de cintas de casette para Atari. Yo, en cualquier caso, desde que ví el título, siempre supe que sería uno de los grandes en los museos o estudios del día de mañana… “Pasen y vean, miren a lo que jugaban los niños de los 80 en el bloque occidental, a matar marcianos, mutantes y comunistas. Aniquilar al genética y al ideológicamente diferente”. Para otro día dejamos un especial de videojuegos de la Guerra Fría, pero amigos, hay mucho reflejo de aquello en cine, literatura, y como no podía ser de otra manera, en videojuegos. Los que se acuerden del Missile Command seguro que están de acuerdo.

Atari te enseña

Ya fuera porque no se fiaban de que los jugadores comprendieran las mecánicas de juegos que poco tenían que ver con lo que hasta entonces existía en un mercado dominados por clónicos de Pong y cosas del estilo, los de Atari se encargaron de dar buenas lecciones de táctica y estrategia a sus compradorse. Hoy día tenemos guías, revistas oficiales y similares, pero en los 80 también hubo buenas soluciones, ofreciendo además una pregunta que debía resolverse, para saber hasta qué punto un tipejo era bueno. ¿Quién decía que los juegos de Atari eran simples? Y en la época no había Internet en cada casa…

gamead-galaxian.JPG

Este es sencillo. El bueno es el de la izquierda, todo el que haya jugado al Galaxian sabe que los alienígenas que se lanzan y son impactados dan más puntos que los estacionarios.

centipedead.jpg

¿Quién no ha jugado al Centipede? Hay que darle en la cabeza, por favor, que eso ya lo hacíamos antes del Counter Strike, pero no era nada fácil, y por si quedaban dudas, aquí te lo especificaban bien bien.

digdugad.jpg

Aquí expilca a lo grande cómo convenía inflar a los enemigos en el Dig Dug, juego mítico donde los haya. Y bueno, no me negaréis que el nivel de las ilustraciones era muy bueno.

battlezone.JPG

Estética vectorial ochentera para saber a qué enemigos debías priorizar en el Battlezone. Como vemos, todo un esfuerzo publicitario para explicar a los jugadores las mejores tácticas y elementos básicos de juego que sólo tenían un objetivo, evitar la frustración innecesaria mostrando las bases minimas del estándar jugable de Atari. Después de muchos años jugando, ese tipo de conocimientos se solidifica, pero en aquella época…

Aquellas largas tardes con el joystick de Atari

Por casualidades de la vida, servidor, en vez de tener una NES, tuvo una Atari. Ahí debió torcerse la cosa, por desgracia, y uno se acostumbró a mirar al pasado cuando no tocaba… La verdad, encontrarme con algunos anuncios de esos juegos a los que tanto jugué resulta sorprendente, dada la distancia histórica, la diferencia entre los gráficos de los juegos y su publicidad… Pero la de tardes y tardes intentando descifrar algunos juegos de Atari, injugables sin conocer el manual, ha quedado grabada a fuego en mi mente.

chopper_command.JPG

Estética militarista, mensaje varonil y directo… Si lo sé, quizás no hubiera jugado tan tranquilo al Chopper Command; realmente sí, podéis ver cómo todo el potencial bélico de la publicidad se diluye en esa caratula del juego que parece un dibujito que hubiera hecho el hijo del programador en el colegio. Y de Activision, esa gente que sigue haciendo cosas hoy día…

bermuda.JPG

Bermuda, qué buenos recuerdos. Junto con River Raid, uno de mis shoot’em up preferidos… No leáis el anuncio, que os darán ganas de jugar, gracias a los misteriosos cementerios oceánicos, los rayos laser vaporizadores, los tiburones comehombres. Por cierto, que sacando 100.000 puntos te enviaban, supuestamente, a tu casa un manuscrito “secreto”… Había muchas leyendas en la época Atari acerca de las recompensas a las grandes puntuaciones, porque en todos los manuales se indica algo, pero vamos, como no hicieran una foto, no sé como comprobarían el puntaje.

gamead-qbert_ad_2.JPG

Con el Q-Bert me di cuenta de que yo no tenía visión espacial ninguna, pero lo intentaba. Me quedo con las graciosas figuras de la publicidad, simpáticas como ellas solas, tanto el protagonista del juego como sus enemigos. El estilo ochentero lo podéis ver en las gafas de sol del gamusino verde… Ya lo avanzo, me encantan los bichos que se dibujaban. Como estos otros, de un juego que no conozco.

gamead-tapeworm.JPG

Me gusta todo en esta portada-anuncio…. El gusano, el pajarraco, y el bicho ese raro que parece una araña con una boina un tanto extraña… Un estilo en plan dibujos animados que hace adorables esos seres. Y quien diga que no le gustan, es que no tiene corazón.

gamead-pooyan-atari-2600.jpg

Otro ejemplo. El archiconocido Pooyan, gracias a su versión de NES que tanta risa dio por el nombre que tenía… ¿A qué juegas? Al Pooooyan, decíamos, se nos muestra aquí en su versión más infantil y curiosa. Vosotros mirad la cara que tienen los lobitos (que a todo esto, bajan en globos, en vez de ir a pie, que sería lo lógico) y la de los cerditos que han ideado el sistema de subir y bajar para dispararles flechas. Me encanta la estética de este anuncio, por no indicar además que el juego era muy bueno.

gamead_stampede.jpg

Cómo me lo pasaba yo con este juego echándole el lazo a todo lo que pasaba por delante. Lo sorprenden es cómo en la publicidad se abandona el estilo de ilustración y te colocan una foto de estos hombretones. No he indagado de dónde la sacarían, pero hay un señor que a mí me hace un aire a Chuk Norris, pero vamos, eso ya sería demasiado. Play like a man, así que ya lo sabéis. Estos vaqueros con aires chungos debe ser lo más parecido que teníamos en esta época a las bandas que pueblan los videojuegos de hoy día, y vamos, donde se pongan estos señores de la América profunda, para mi gusto que se quiten los raperos y pandilleros de hoy día. Por otro lado, está muy bien que los videojuegos reflejen las costumbres ancestrales de cada país; aquí tuvimos de este estilo el archifamoso “Ole Toro”.

2600keykapers.jpg

El tiempo de mi vida que perdí persiguiendo al ladrón de este videojuego con el policía… Imaginad la situación, un edificio de tres o cuatro pisos, el ladrón va por encima y tú sabes que se va a fugar por la azotea… Con tu policía tienes que ir a toda leche, recogiendo el dinero que se ha dejado y esquivando enemigos para conseguir cogerle, con una mayor dificultad en cada ocasión. Sobre la moraleja del juego no hay dudas, somos el policía y vamos a por el ladrón, no digo más…

frogger_ad_1.JPG

Maravilloso Frogger y maravillosa publicidad. La rana limpiándose el sudor de jugársela cruzando la carretera, el cocodrilo esperando, y el camión, ojo a a las facciones del camión, plenas de gusto y delectación por ir directo a atropellar a la rana que descansaba pensando que se había librado del peligro… Tanto el Frogger como el juego en el que el pollo cruzaba la carretera eran verdaderos vicios a dos jugadores, con constantes recriminaciones de que la suerte favorecía a uno y a otro.

La fiebre espacial y nuclear, o influencias sociales y culturales en los videojuegos

Bueno, la verdad es que este asunto, conociendo mínimamente el catálogo de Atari, daría para dos o tres artículos completos, y bien densos… En los años 80 la Guerra Fría seguía a pleno rendimiento como hemos visto, y los videojuegos lo reflejaron tan bien como el cine o los cómics. Lo sorprendente es que además de marcianos comunistas, alienígenas y derivados se incluyeran temas como los que vemos aquí… Simple y llanamente sorprendente, digno de profundizar.

reactor.jpg

¿Un videojuego de Atari que simula el controlar un reactor? Vamos, es como si hoy nos sacaran un simulador de central térmica o algo así… Central Termica 2009, por EA Sports, o algo así sería… Neutrinos, núcleo del reactor, el temido vortex son palabras utilizadas en el anuncio y que a un niño de los 80, con toda la paranoia nuclear instalada en la cabeza, le sonaban mucho más que a nosotros… Vamos, ¿quién no hubiera cogido un reactor nuclear para ver hasta donde lo conseguía llevar sin reventarlo? Pues sí, os doy la razón. Probablemente nadie, pero bueno, como os digo, la paranoia nuclear hizo que algunas cosas bastante complejas fueran bastante cotidianas, y a alguien se le ocurriría probar a ver si encontraba un filón comercial. Espero que pronto saquen por aquí el Imagina ser director de una planta de reciclaje.

spaceshuttlead.jpg

Otra más… Si la cuestión nuclear estaba dramáticamente de moda, y lo de los reactores nucleares y los misiles era con lo que desayunaban, comían y cenaban miles de norteamericanos, otra cosa que no les sonaba a chino era la carrera espacial… Una carrera espacial que fue más una carrera por el prestigio político, más que un interés por la ciencia, y que ocupaba periódicos y telediarios. Y aquí, para el joven norteamericano, tenemos un juego con el que podrá darse un viajecito por el espacio con la nave insignia de la flota espacial norteamericana. La foto original, un par de imágenes con apariencia de gráficas sencillas para dar verosimilitud al asunto… Por otra parte, creo que yo jugé a este juego, no estoy seguro si era el mismo, y jamás conseguí despegar… No recuerdo si era uno de aviones o éste, pero no conseguí despegar, así que hay un 50% de posibilidades de que despegar el Shuttle requiriera una licenciatura.

El comic como medio de transmisión

Aunque a día de hoy los chiquillos únicamente juegan a videojuegos, y entre eso y el facebook están un poco como alelados, en los 80 las cosas estaban mejor y estos leían cómics, en España veían a la bruja Avería que criticaba al capital (no es broma esto, ojo). Vamos que había cómo mas culturilla así entre la juventud, parte integrante de la cual era el mundo del cómic, que generaba hábitos de lectura entre los jóvenes (sí, eso que no existe, porque lo único que leen son sms escritos como ya sabemos). Bien, pues los publicistas de Atari, conocedores del asunto, hicieron algunos anuncios en formato cómic realmente interesantes. Aquí están algunos.

atarisoft_ad.JPG

Este es bueno, reflejando lo desgraciados y volubles que son los chiquillos. A uno le dicen que su padre se ha equivocado comprando su consola, que no mola nada de nada los juegos que tiene. Pero luego el chiquillo vilipendiado pasa por su distribuidor de confianza, y ve todo el software de Atari. Así que al día siguiente, todo de color de rosa. Pacman, Centipede, Defender, y Donkey Kong estaban en Atari, y para postre, casi todo el catálogo de Atari, podía jugarse aunque se hubiera cometido el grave error de haber comprado un Apple, IBM, Commodore 64, una Coleco o lo que sea. Atari comenzaba a vender su sofware a todos los sistemas, así que podrían estar tranquilos estos niños, que se integrarían gracias a este software… Y como ya vimos en las primeras entregas publicitarias, la integración en estas edades es esencial. Por cierto, que hay un negro, por cuestiones de corrección racial, aunque en la primera viñeta parece medio blanco…

joust.jpg

mario.jpg

Aquí dos más. El del Joust, famoso juego de Atari que apareció también en NES y otros sistemas, en plan espacial y moderno… Y el de los archiconocidos fontaneros, que más que un cómic es una explicación de cómo se jugaba, que para más de uno debió ser bastante complicado saberlo. Una tira que deja bien explicadito cómo jugar a esos nuevos títulos de Atari, aprovechando ese lenguaje comiquero que los chiquillos entendían tan bien entonces.

Puro arte

Y concluimos el capítulo de hoy con un rapídismo repaso por algunas muestras publicitarias que para mí son obras de arte en sí mismas, por la calidad de su ilustración, por lo que reflejan… Más de una podría pasar por lámina de ilustrador, y algunas me parecen de una fuerza plástica tremenda.

gamead-sewer-sam.jpg

Jamás he jugado a este juego pero me sorprende su publicidad, con ese dibujo sucio, esa sensación de peligro inminente materializada en peludas ratas y peligrosos cocodrilos… Las aguas infectas de la alcantarilla y la composición, con el personaje consiguiendo salir de la cloaca en un primer plano que nos refleja su esfuerzo, me parecen de una calidad soberbia, de ilustración de época.

solar_storm.JPG

Ciencia ficción apocalíptica es lo que mejor define este anuncio publicitario y el propio juego que recrea… La literatura apocalíptica tiene una larga tradición desde la Biblia, pero los elementos de ci-fi aquí contenidos no; eran un producto cultural relativamente moderno y que ha tenido muchas manifestaciones en el cine de sobra conocidas. Ojo a los elementos que conforman el juego:el sol explota, lo cual ya de por sí daría de argumento para un juego. Pero ojo, que estamos en los 80 y esto son juegos de Atari, así que aprovechando la jugada, los marcianos Deltoids se decidena invadirnos (se ve que eran resistentes a las radiaciones solares o algo así). Por ello, si no paramos a los marcianos, el escudo que detiene el calor de la radiación solar explosiva se debilitará; ya tenemos argumento de pot pourri para hacer un juego. Y con 5000 puntos te enviaban una camiseta de “Superviviente de la Tormenta Solar”; eso hace grande a una compañía y a unos juegos. Por cierto, que la ilustración, preciosa, que era lo que me motivó a ponerlo aquí.

locknchase.gif

No conzoco el juego, pero la portada me encanta., parece como sí si el diseñador hubiera querido coger el neoplasticismo y aplicarlo a su carátula haciendo lo que le diera la gana. Líneas rectas, un cromatismo muy particular nos muestran una carátula más que interesante; como el juego, en el que encarnamos a un ladrón que debe encerrar al policía para evitar que este le estorbe en su robo del oro.

tron.jpg

Otro ejemplo interesante de publicidad más que probablemente influida por alguna escuela de arte, estilo geométrico y líneas rectas para presentar el juego que imagino debía ser la licencia de la película Tron; y todos sabemos que si uno se mete dentro de un ordenador, allí las cosas son en plan cubicas, líneas rectas, color verde… Aquí tenemos un buen ejemplo.

swordquest.JPG

Una ilustración maravillosa, en este caso de estilo de fantasía heroica. No sé qué habría que hacer en el juego, que no conozco, porque si lo solventabas, te ofrecían 150.000 dólares en premios, pero el anuncio es impresionante, a doble página, con castillo, espadas, héroes, heroínas, criaturas de fantasía, tesoros, cuevas… No falta nada de ese imaginario, ni el pulpo gigante ni las escaleras de mármol, y la realización me parece excepcional; así en cuanto vieran el anuncio, los niños desearían jugar al juego.

Bonus disc

Como bonus final, aquí os dejo el anuncio que valoraréis en su justa medida aquellos que tengáis ya unas cuantas canas… El anuncio del videojuego de He-Man… Si es que sale el castillo de Greyskull y Skeletorr, más no se puede pedir… Con estilo de ilustración de fantasía heroica, pero recogiendo a todos nuestros amigos de los Masters del Universo. No sé vosotros, pero a mí esa serie me encantaba, es más, por culpa de esa serie, un buen amigo mío se dedicó a torpedear la campaña rolera de otro pidiéndole un tigre de bengala sobre el que ir montado. Si has visto He-Man, sabrás cuál era el referente último de este chaval.

gamead-masters-of-the-universe.JPG

Y hasta aquí el recorrido de hoy. Al final si algo queda claro, es que en esta época, nos enamoraban unas portadas, que como sabrán todos aquellos que se empleaban en los ordeandores de 8 bits, no se parecían demasiado a los juegos. Pero bueno, en una época que no era fotorrealista, y que no aspiraba a recrear la realidad, nuestra imaginación ponía todo lo que faltaba, y la verdad, la experiencia fue muy positiva. Cuidense mucho.