¿La evolución del videojuego nos ha llevado a ser simples espectadores?
No es país para juegos difíciles

1

Mucho tiempo ha pasado desde que comencé a trastear en este mundo que tanto nos apasiona, el de los videojuegos. Y es que muchas cosas han cambiado desde aquellos tiempos en los que lidiábamos con píxeles del tamaño de plazas de toros y de enemigos que nos lanzaban balas con más pinta de albóndigas que de otra cosa.

Hemos pasado a poder disfrutar de gráficos de ensueño, a poder perdernos entre las miles de curvas de la señorita Croft (cuando antes tenía más esquinas que un polígono industrial), a visitar lugares inimaginables y mágicos, a viajar acompañados de melodías que nos han cautivado  y encima a poder compartir todas estas experiencias con millones de personas a través de la red. Pero, ¿qué ha sido de la esencia de los videojuegos de antaño? Lo que antes eran retos en los cuales nuestros reflejos y habilidad eran puestos al límite, ahora parecen ser “en general” caminitos de baldosas amarillas en los que la Madame IA nos lleva de la mano (pulsando los botones que amablemente nos piden) hasta el final de nuestra aventura.

Digo “en general”, porque hay excepciones, y les tengo mucho cariño a un par de joyitas que de alguna manera me volvieron a hacer sentir lo que era jugar a un videojuego. Por una parte está Dark Souls, el cual me recordó a base de mano dura cómo era “antiguamente” pasarse un videojuego: Ensayo, error y repetición, amigou ;) (y volver a empezar) Y más recientemente, Alien Isolation, en el cual por una vez en mucho tiempo pudimos decir “bye bye” a los checkpoints cada tres minutos y tirar poco a poco avanzando a base de estaciones de guardado a las que casi dan ganas de abrazar nada más reencontrarte con una.

2

Quizás los tiempos han cambiado, y el hecho de que el rango de público haya aumentado considerablemente sea lo que mantiene a la industria del videojuego en lo más alto, llevando a las empresas a crear cada vez videojuegos más fáciles en los que ya viene todo masticadito y solo hay que relajar la glotis para que la inercia haga el resto. Y puede que en toda esta transición, los jugadores de la vieja escuela sintamos que hemos perdido parte de la esencia que antes nos hacía ponernos frente a la pantalla, concentrarnos al 100% y luchar con todas nuestras fuerzas por no perder nuestra vida virtual.

Qué vale que podemos pasarnos horas de más jugando, esforzarnos e incluso sudar la gota gorda para conseguir todos los desafíos, logros y trofeos (muchos de ellos rozando la absurdo), pero seguro que muchos de vosotros también echáis de menos esa tensión de tener que superar algún reto para poder seguir adelante con la historia, está claro que no es el mismo tipo de motivación. Motivación que te da el haber superado una situación casi imposible.

3

De todas formas siempre nos quedará la opción de selección de dificultad ¿no es así? Pues hasta eso ha cambiado a día de hoy. Personalmente yo siempre he sido de los que optaban por comenzar un juego en nivel de dificultad “normal” para posteriormente pasar a los modos de dificultad más alta, pero es que hasta en eso se han puesto de acuerdo los creadores de los videojuegos, parece que sientan la necesidad de evitar herir sensibilidades entre los usuarios. Lo que antes eran modos “fácil” o “muy fácil”, ahora pasan a ser el modo “normal”. Tampoco digo que esto ahora tenga que ser un Super Ghouls’n Ghosts pero sí algo un poco más dentro de la normalidad, nunca mejor dicho.

En definitiva, esto no es una crítica destructiva al mundo de los videojuegos por parte de un viejo verde (ni mucho menos). Para nada, es sólo una reflexión de un usuario sobre un tema que todo jugón ha analizado en algún momento (aunque sea en su cabeza), y del que seguro hay opiniones mil como personas hay en la red. Yo solo digo que para sentirme como si estuviera pulsando botones en una película (ejem ejem BEYOND Two Souls ejem) no me molesto en coger el mando.

¿Estáis de acuerdo o desacuerdo con todos estos desvaríos por mi parte? Siempre estamos encantados de recibir vuestros comentarios ya sea por este tema o cualquier otro :) Warclimb

Y es que como dijo Séneca: “No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba”

@jorchoRoroncho