La 7ª temporada de Juego de Tronos es lo que los fans querían
La serie llega a su recta final

El pasado lunes 28 de agosto terminó la última temporada de la aclamada serie de HBO cerrando tramas y dirigiéndose al final de la que, tal vez, sea una de las series televisivas con más repercusión en el sector hasta el momento.

Como ya sabemos, la serie ha tomado un rumbo totalmente independiente a los libros, con lo cual, en este artículo me limitaré a hablar de la serie a pesar de ser una gran fan de la saga de Canción de Hielo y Fuego.

Hasta hace dos temporadas, las críticas a la serie se basaban en las diferencias con los libros, sin embargo, en esta última las críticas han recaído sobre la velocidad a la que viajan los personajes de un punto a otro de Poniente, cuando en otras temporadas se pasaban viajando dos capítulos (sino más). Se nota que Benioff y Weiss quieren pisar a fondo para poder terminarla la próxima temporada.

La serie ha perdido algo de calidad narrativa esta temporada

Esta temporada ha sido tan corta como intensa a casi una batalla épica por capítulo. Si algo saben hacer en HBO es dar a la audiencia mayoritaria lo que quiere: dragones y acción. No obstante, esto ha provocado que la serie, en mi opinión, haya perdido algo de calidad narrativa esta temporada. Y si aún no la has terminado de ver y no quieres spoilers, es aquí donde debes dejar de leer.

La temporada empieza poniéndonos en contexto, recordándonos donde estaba cada personaje y a dónde se dirigía: Daenerys regresa a Rocadragón, lugar donde nació, y comienza a planear estrategias para recuperar su legítimo trono junto a sus aliados de Poniente; Arya vuelve a casa y se reúne con Sansa y Bran, quien regresa a Invernalia convertido en el cuervo de tres ojos; Cersei quiere mantenerse en el Trono de Hierro a toda costa; y Jon accede a reunirse con Daenerys con el fin de conseguir su apoyo contra el ejército de los No Muertos y deja a Sansa al mando de Invernalia.

Por otra parte, en Antigua, Sam tras descubrir la mina de Vidriagón que Jon necesita para fabricar armas capaces de matar a los caminantes blancos, curar a Ser Jorah de la psoriagris y harto de las actitudes de los maestres de la Ciudadela, decide partir hacia Invernalia para ayudar a Jon.

Altojardín es el escenario de la primera batalla de esta temporada y aquí es donde la gran Olenna Tyrell le confiesa a Jaime que ella fue la que envenenó a Joffrey. Tras la toma de Altojardín por parte de los Lannister, los Dothraki entran en acción dejando al ejército de los Lannister en calzoncillos y Daenerys les hace su primera muestra de poder a lomos de Drogon.

 

Ahora avancemos hasta los dos últimos capítulos de la temporada. La expedición más allá del muro no dejó a nadie indiferente con la “muerte” de Viseryon. En este capítulo vemos un Rey de la Noche mucho más “humano”. Seguro que no soy la única que se quedó pensando al final del capítulo lo inteligente que había sido, ya que su plan fue desde el principio capturar a uno de los dragones. Durante la batalla, nos dieron algo más de información acerca de estos seres y, además, nos mostraron lo que se podría considerar otro punto débil: si se mata al que los alza, mueren todos. ¿Por qué digo que estaba todo planeado? Porque cuando estaban acorralados los podía haber matado, sin embargo, quiso provocar que Daenerys acudiera a su rescate. No hablemos de las cadenas del final, creo que nadie sabe de dónde las sacaron.

El capítulo final, ese capítulo que, al fin, confirma la teoría de R+L=J de la que se viene hablando años y años de debates, al menos a mí, me deja con un sabor agridulce. ¿Por qué? Porque en esta temporada forzaron el “Jonerys” hasta más no poder y deberían cambiar el nombre de la serie a “juego de incestos”.

Ahora en serio, es un capitulazo con todas las letras y lo peor es la larga espera que nos queda hasta ver como acaba todo, ya que el invierno ha llegado.

En este capítulo, en la reunión con Cersei, Tyrion demuestra una vez más su envidiable oratoria y hace ver que se preocupa por su familia a pesar del trato recibido y se da cuenta de que Cersei está embarazada.

“El lobo solitario muere, la manada sobrevive”

Mientras tanto en Invernalia, vemos a los hermanos Stark más unidos que nunca. Meñique cae en su propia trampa al tratar de manipular a Sansa para que se deshiciese de Arya, quien acaba con su vida al ser condenado por Sansa tras conocer todas las manipulaciones llevadas a cabo por Baelish. “El lobo solitario muere, la manada sobrevive”.

Sam llega a Invernalia y tiene la reveladora conversación con Bran sobre quién es en realidad Jon Nieve: Aegon Targaryen.

Finalmente, cuando ya tenemos los nervios a flor de piel, vemos a los caminantes al pie del Muro, en Guardaoriente, y al Rey de la Noche montado sobre Viseryon tirando el muro.

El invierno ha llegado, ¿qué creéis que nos deparará la serie en tan sólo 6 capítulos?, ¿los lectores tendremos Vientos de Invierno antes de que termine la serie? Lo dudo. Habrá que esperar a 2019.