Forever Changes

Love. -1967

forever_changes.jpg¿Porque será que la mayoría de los discos que comento son de los 60?, y ¿porque será que un gran número de ellos son del 67? Igual es porque los 60 es la época musical más generosa que ha existido. Como todos sabréis, esta es la preciosa edad de la psicodelia en la que Beatles, Pink Floyd y compañía hacían las delicias de los más exigentes. Aquí estamos, esta vez con la maravillosa banda de Arthur Lee, que por cierto, es íntimo de Jimi Hendrix. Forever Changes es el tercer disco de la Banda californiana. Y es un disco perfecto, determinante para la historia del rock.

Los arreglos son magníficos y con canciones como: Alone again or, A House is not a Motel, Andmoreagain, The Red Telephone, Maybe The people would be the times or between clark and hilldale o You Set The Scene este disco se erige como una maravilla para la historia musical y para su propio estudio (el de la música). Las canciones que no he nombrado del disco (que son pocas) son igualmente geniales y el mejor complemento para las anteriores. El tema más popular del disco es Alone again or, pero personalmente me encanta A House is not a Motel, una canción con una fuerza desmesurada con fases frágiles en las que transmite más aún de lo que contiene debido a la presencia de Arthur Lee (vocalista, entre otras muchas cosas) y Bryan MacLean (vocalista y guitarrista). Y mención especial también a The Red Telephone, una creación del gran Arthur Lee que convirtió a esta canción en una de las imprescindibles en la historia de la música.

Por último, decir que Arthur Lee es uno de esos grandes genios como Syd Barrett, del que hablé en el anterior disco comentado. Son de esos que solo hay uno y que tienen otra forma de ver las cosas y de transmitirlas. Forever Changes es una obra maestra en la cual contempla a un brujo y ese brujo es Arthur Lee. Brujo porque nos hechiza, nos embruja, nos hipnotiza con su música que en este caso (Forever Changes) optó por el hechizo dulce, el acústico.