El Intercambio

Clint Eastwood, 2008

intercambio13123.jpgLa película de la semana es esta vez de este último año. Es uno de esos largos que no hace mucho estaba en la cartelera de nuestros cines, nuestros cines desdichados. El magnífico director Clint Eastwood va a ser más recordado por Gran Torino, también del año 2008, que por El Intercambio, y es lógico. Si, es lógico por varias razones: Gran Torino no solo la dirige, si no que también la protagoniza Eastwood, y encima hace de Clint Eastwood, ese rubio de El Bueno, El Feo, y El Malo, o ese Harry, el policía polémico de los años 70; o el viejo hombre cansado de matar en Sin Perdón… Es Clint haciendo de Clint, y eso es una fórmula que no falla nunca y que resulta del todo apetitosa. Por todo ello, por todo lo que no es El Intercambio, resulta ser un film que se podría denominar atípico, pero atípico si no se conoce a Eastwood, porque si se le conoce se deduce que no es ni mucho menos atípico.

Es un film donde el móvil es la violencia, donde esta violencia es el eje de una historia que representa al mundo en el que vivimos, y no solo en el que vivimos, si no que representa al mundo en sí mismo, a la humanidad más que el mundo. En la duología que supone Banderas de Nuestros padres y Cartas desde Iwo Jima, ambas del 2006, se puede observar estas dosis de violencia. Lo mismo se podría decir de la impecable y fabulosa Mystic River (2003), puede que la obra culmen y más concentrada de Eastwood. En El Intercambio, una mujer (Angelina Jolie), pierde -literalmente- a su hijo y la policía se lo cambia por otro niño que, obviamente, no es su hijo. A partir de ese momento las imágenes se suceden con una elegancia inusitada y casi podemos observar al director moviéndose justo detrás de la cámara, gesticulando. La interpretación de Angelina es sublime, digna de ser oscarizada. Y Angelina no es precisamente una de las actrices que son de mi agrado; de hecho, lo único que me impedía ir al cine a verla -que al final la vi en el cine- era Angelina. Pero cuando uno se quita prejuicios varios puede disfrutar mucho mejor de la vida, es algo que muchos habréis podido comprobar; y eso fue precisamente lo que hice: me desarme de prejuicios y disfruté muchísimo en mi butaca. El Intercambio es una obra más acabada, más pulida y más elegante (no voy a afirmar que posee más sensibilidad, porque no lo creo) que Million Dollar Baby (2004), y Million Dollar Baby es un excepcional filme.

3296329764_94865d7b60.jpg

No os contaré ni siquiera parte de la trama porque considero que el film hay que verlo de principio a fin sin tener conocimiento, ya que resulta sorprendente en muchas fases. Diré, por ejemplo, que John Malkovich (un presbiteriano con influencia en la sociedad ciudadana) está deslumbrante, como casi siempre -últimamente véase Quemar Después de Leer, de los Cohen-; que la fotografía es perfecta (Tom Stern, el director de fotografía de Eastwood desde el año 2000 más o menos es el responsable); y también me permito el lujo de ofrecer una clave, o más que una clave, una suposición: verted en un recipiente violencia, moralismo, derecho, locura, corrupción, maldad, bondad, vigorosidad y elegancia y podréis disfrutar de un cocktail fantástico. Por cierto, ¿alguien se imagina por qué Clint Eastwood escoge a Angelina Jolie para su papel de MADRE con mayúsculas? Puede que Angelina tenga el instinto maternal muy desarrollado; o puede que le diera el papel por el de El Buen Pastor (2006), muy buena película dirigida por Robert De Niro, dicho sea de paso. Para terminar, simplemente decir que Clint Eastwood demuestra cada vez que dirige una película, ser, hoy en día, el mejor director que existe en el panorama mundial.

Changeling

3204377963_eccdd87bd9.jpg

Año: 2008

Duración: 141 min.

País: EE.UU

Director: Clint Eastwood

Guión: J. Michael Straczynski

Música: Clint Eastwood

Fotografía: Tom Stern

Reparto: Angelina Jolie, John Malkovich, Jeffrey Donovan, Colm Feore, Amy Ryan, Gattlin Griffith, Michael Kelly, Jason Butler Harner, Devon Conti, Pamela Dunlap, Riki Lindhome

Productora: Imagine Entertainment / Malpaso Productions