El congreso acepta a los videojuegos como cultura… ¿perdón?

Hace ya cosa de una semana se anunció una propuesta del PSOE del Congreso de los Diputados en la que los videojuegos pasaban a considerarse cultura en España. Y desde entonces llevo la mosca detrás de la oreja, porque es que no lo veo, vaya.

En serio, pensadlo un momento. Me parece bien que gracias a esto se ayude a los desarrolladores españoles, baje el IVA (porque ya no se considerarían los videojuegos como producto de lujo) y toda la pesca… Sin embargo, y podéis llamarme pájaro de mal agüero, no veo todo tan sencillo. ¿Porqué un sector, que ha sufrido desde hace tanto tiempo el ser considerado algo de inmaduros, violentos y psicópatas, relacionandolos rápidamente con cualquier cosa relativa a las drogas, y al asesinato, debería ser ahora considerado como “cultura” por esos mismos que lo discriminaban? Ni idea, pero es muy improbable que el Espíritu Santo se les hubiera aparecido uno a uno para que cambiaran de idea (la propuesta ha sido apoyada por todos los grupos del Congreso, ojito).

De todos modos, una pregunta mucho más inquietante me ronda la mente: ahora mismo en España, ¿qué ha pasado después de que la administración considerara como cultura cosas como la música? Que hay que protegerlas. ¿Todavía no os suena ninguna campana en la cabeza? A ver niños, levantad la mano, ¿quién suele encargarse de esta protección?

canon-el-barbaro.jpg

Teniendo en cuenta que los videojuegos generan más pasta verde que la música y el cine junto, sería de risa que a esta gente no se les ocurriera querer llevarse una parte del pastel. Ojo, que no quiero decir que por mi parte no me gustaría ver que la propuesta pase y nos traiga hamor y caramelos para todos, pero es que se ve venir que esta gentuza va a actuar, y nos van a reventar en los morros un nuevo canon antes de que nos demos cuenta.