Echochrome

echochrome_234.jpg

Al principio nos sumergen en un mundo de paz y armonía, ambientado con buena música clásica. Un plantel idóneo una vez entiendes el juego, y te dejas seducir por la compleja idea de representar a una cámara en un mundo de perspectivas cúbicas.

Una cámara sutilmente limitada por el único movimiento de la rotación alrededor del escenario que lo hace más atractivo conforme vamos pillándole el gusto a este gran juego. Esto deja al personaje en un tercer lugar, dándole a la cámara el papel de protagonista y al escenario el papel secundario. Es esta una de las razones por las que el juego se puede atragantar al principio y podamos caer en la tentación de buscar un juego más rápido cuando nos veamos ante un puzle que no seamos capaces de resolver.

Hasta que no me he pasado el Guilty Gear Judgement no he sido capaz de concentrarme plenamente en más de tres niveles seguidos, pero una vez has superado un nivel y otro y luego otro más complejo te sientes mucho mejor que si mataras a todos los monstruos del universo y te casaras con sus mujeres.