En defensa de la retrocompatibilidad: GOG y Games with Gold
Old But Gold

Es conocido que la obsolescencia de los videojuegos y su precio son temas que nos llevan preocupando un tiempo. También que entendemos el recurso de la piratería para llenar los huecos que bien las posibilidades de la gente o la avaricia de las empresas no ocupan. Pero en este artículo vamos a girar este prisma de varias realidades simultaneas que es el mundo de los videojuegos. ¿Está bien que las empresas nos hagan pagar por el mismo juego en cada plataforma? ¿Qué pasa con los videojuegos antiguos? ¿Deben ser relegados al fondo del trastero? ¿Qué es la retrocompatibilidad y por qué debería ser un estandar para todas las plataformas?

El problema

La respuesta a la primera pregunta, joven gamer, es rotundamente NO. Ya pagaste una vez, y no precisamente poco dinero, por una obra que ahora solo sirve de pisapapeles. ¿Por qué vamos a pagar de nuevo si nuestro juego está perfecto? ¿Acaso los fans de la lectura compran sus libros favoritos con cada reedición?

Es un hecho que los juegos se hacen viejos. El ciclo normal de un videojuego es que tras uno o varios meses de uso acabe olvidado en una estantería. Años después cuando lo quieres revisitar ya no lo podrás jugar, tu PC ya no lo soporta o vendiste la consola.

Aquí se juntan dos problemas. Por una lado la obsolescencia de las plataformas donde se ejecutan los videojuegos, son caducas, especialmente en el PC, que sistema operativo tras otro dejan inhabilitados nuestros juegos antiguos. Por otra parte la avaricia de las compañías de querer que los jugadores de videojuegos vuelvan a pasar por caja por juegos que ya compraron hace tiempo.

También le podríamos sumar una tercera dimensión, la ecológica o de reutilización de los recursos. Es mucho menos costoso y más etico mantener los juegos antiguos y que no acaben en la basura o, con suerte, en el almaceén de algún coleccionista.

2016-12-09-1

La solución

Ante esta problemática surge una solución: la retrocompatibilidad. Una solución nada novedosa, llevamos disfrutando de ella muchos años. Bien conocido es el ejemplo de Game Boy o de PS2 respecto a PS1, Wii con Game Cube y Wii u con Wii. Una buena costumbre que parece que se estaba perdiendo. La retrocompatibilidad no deja de ser algo tan simple como seguir pudiendo jugar a tus juegos antiguos en las nuevas consolas y plataformas. Sencillo y eficaz. Expandes el catalogo de la plataforma, mantienes los juegos antiguos e incluso le das una nueva vida a juegos que por una u otra razón no tuvieron el éxito que esperaban en su lanzamiento.

Un gigante haciéndolo bien

Bien sea por estrategia de marketing, por cuidar a su comunidad o por algún extraño pacto satánico el hecho es que Microsoft lo está haciendo genial estos últimos años. Ya no solo por abrazar el credo de la retrocompatibiblidad y hacer que un montón de juegos de 360 (y cada vez se van uniendo más) se puedan jugar en Xbox One, sino por su apuesta por el crossbuy y el crossplay. Gracias a ello muchos juegos de Xbox One como Recore o Gears of War 4 se podrán seguir jugando en PC los años venideros.

2016-12-09-4

La eterna promesa, Nintendo

Nintendo es un caso de si-pero-no. Le podríamos dar un 9 en cuanto a preservación de sus juegos, especialmente sus franquicias más señeras. Desde Wii y especialmente en Wii U han dedicado mucho esfuerzo en rescatar sus juegos antiguos y ponerlos a la venta en la Consola Virtual, un maravilloso, caro e inconexo repositorio virtual de las joyas de la gran N. Problemas: no es retrocompatible ni crossplayable con otras plataformas. Si tenías Super Mario Bros. 3 en Wii tendrás que volver a comprarlo en Wii U… Sí, volver a comprar el mismo producto digital que ya compraste en 2007. Los años no pasan en vano en cuanto a volver a pasar por caja. Si Nintendo se decidiera de una vez a hacer algo similar a Steam pero en Nintendo con sus juegos antiguos sería un paraiso para los más nostálgicos y se podrían crear unas bibliotecas digitales con las mayores obras del videojuego. Esperemos que Nintendo Switch, el nuevo club nintendo y la eshop salten una década y abracen la retrocompatibilidad.

435084

Los buenos ejemplos

Si hay un paladín de la retrocompatibilidad ese es Good Old Games (GOG), la plataforma de venta digital de CD Project, sí el estudio polaco que adaptó de las novelas y nos sigue maravillando con la saga The Witcher. Estos varsovianos, además de mantener unos precios digitales baratos y tener fama de respetar a los estudios indies se dedican a rescatar juegos viejos y adaptarlos a los sistemas operativos contemporaneos. x, x y x han sido algunos de los más sonados.

También podemos destacar el esfuerzo de archive.org por preservar los juegos de MS-DOS. En su Softwarte Library no solo hacen hueco para joyas de mi infancia como Prince of Persia o Heimdall sino que lo hacen gratis, filantrópicamente, para que estas mezclas de diseño y código sigan disponibles para aquel que las quiera visitar.

2016-12-09-5

Lejos de tener una (pequeña) parte de lucro (la venta al publico), el rescate de juegos antiguos es una labor de preservación encomiable. Si no fuera por estos ejemplos, muchas piezas de software desaparecerían. Es una labor cercana a la restauración y preservación de las obras de arte físicas. Si no cuidamos de los juegos antiguos los guardamos, restauramos o les seguimos dando uso a través de la retrocompatibilidad, desaparecerán. Mantengamos estas piezas de arte digital vivas, en nuestra memoria y en nuestras bibliotecas.

@samsks