Concepto de Fascismo V

Reflexión sobre el fascismo

Capítulo 5

”El fascismo pudo desarrollarse con rapidez durante 20 años porque su naturaleza real no había sido correctamente comprendida, porque sus adversarios carecían de una teoría científica del fenómeno, y porque la teoría dominante de la época era falsa o incompleta.” Pág. 18 del libro ”El fascismo”. De Ernest Mandel. Editorial Akal 74, 1976.

emandel.jpgEsta postura de Ernest Mandel encaja a la perfección con la realidad que nos ocupa. Llegados a este punto se entiende el concepto de fascismo al completo, desde sus raíces hasta los últimos tiempos. Y hay muchos factores del fascismo que dejo sin tocar, como por ejemplo, el arte fascista, muy interesante y que nos podría ayudar a comprender más nítidamente la ideología. El arte es bastante interesante si tenemos en cuenta que Hitler y su sistema nazi prohibía el arte ideológico. Exigían que el arte fuese descriptivo, que solo se limitase a describir, nada más. Y es que el método de gobierno tan sumamente intolerante, autoritario y totalitario es el aperitivo del gran banquete fascista. Mussolini, Franco, Hitler, pero también José Antonio Primo de Rivera o Rocco -entre otros- no eran políticos normales y corrientes.

De hecho, no me atrevería a llamarles políticos en el propio sentido de la palabra. Eran -y en esto sí que coincidían con los políticos- demagogos, pero demagogos enfermizos, y cuando no, golpistas. Y todos estos demagogos enfermizos aprovecharon una situación débil, un marco delicado en Europa, la postguerra. Es en los momentos delicados cuando ocurren las desgracias, son momentos susceptibles, momentos desconcertantes, y en esos momentos nunca se sabe lo que va a ocurrir. El hecho del ascenso de Mussolini o Franco al poder fue mucho más lógico que el ascenso ”democrático” del partido nazi, y con él, Hitler. Pero así se dan las circunstancias, y no me refiero a la teoría del accidente, que pienso que tiene mucho que decir. Porque que duda cabe, Hitler, bajo mi punto de vista y como ya he dicho anteriormente, ascendió al poder de casualidad. Es cierto, como también he mencionado antes, que mucho tiene que ver con un cambio totalitario una tendencia que existió en Europa, pero nunca con el ascenso al poder de tal personaje irracional. Franco también se aprovechó de una situación delicada, del caldo de cultivo preparado por fascistas italianos y españoles. Y Mussolini, digamos el padre del fascismo -aunque el origen más íntimo del fascismo pienso que se encuentra en el Imperio Romano, incluso antes, desde la dictadura de Sila, acentuándose con Julio César y Octavio Augusto- supo estar en el lugar adecuado en el momento preciso. Y logró llegar al poder tras acontecimientos tan decisivos como la ”Marcha sobre Roma”.

Y Mussolini y el primer movimiento fascista supo aprovecharse, como ya dije al comienzo, de una Europa de postguerra, mentalizada de una manera diferente a lo que es habitual, con una Europa en la que muchos soldados que lucharon en la guerra no sabían hacer otra cosa que librar batallas prácticamente inútiles en las trincheras. Solían ser jóvenes que se encontraban en formación académica cuando se alistaron en el frente. Una vez acabada la guerra, muchos de estos jóvenes se encontraban incapacitados para trabajar, una gran mayoría se encontraban heridos, y querían a alguien que les mandara, a alguien que les encendiera el fuego que se les había apagado tras una triste depresión (postguerra). Todo esto, unido a un nacionalismo patriótico brutal, y un sentimiento romántico aunque oscuro, fueron factores de los que Mussolini supo formar a una masa importante. El terror blanco para frenar el temor rojo, fascismo como medicina compensatoria. Fascismo como aspirina al dolor de cabeza que suponía el movimiento obrero y de sindicatos. Mucho centro y mucha derecha decantándose por aquella forma autoritaria de hacer política, y no solo política, sino un modo de vida y de pensamiento, una forma de ser. Socialmente todo ocurrió muy rápido.

Realmente, el ser humano no creo que estuviese preparado para asimilar tanto cambio desde la ilustración hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Todo lo atribuyo a “lo social”, realmente es lo importante, y si el ascenso al poder de Mussolini, Hitler y Franco se llevó a cabo, habrá que pensar el por qué. Porque es inimaginable que una persona como Hitler mueva a millones de personas si estos millones de personas no quieren moverse. Habrá que reflexionar sobre esta cuestión, porque para mí, la masa social marca los gobiernos aunque no halla democracia, por lo menos desde la ilustración.

Por último me limitaré a realizar una definición más o menos completa sobre lo que es el fascismo como concepto, una definición que en este caso y debo admitirlo, es una mezcla de todas las definiciones que me han parecido más correctas de entre todas las fuentes que he consultado para realizar estas páginas. He llegado a la conclusión de que el fascismo es un movimiento social y político totalitario, nacionalista, antisocialista, antiliberal, radical en su discurso y estilo, surgido en Italia tras la I Guerra Mundial por obra de Mussolini y sus seguidores y que tuvo gran influencia en el nacionalsocialismo alemán y en otros movimientos y regímenes europeos entre 1919 y 1945. Pienso que esta frase define perfectamente lo que es el fascismo. También contiene una ideología pragmática y anti-ideológica (anti-individualista, anti-democrática, anti-marxista, anti-capitalista, populista).

”El medio de ascenso fascista es el escuadrismo, piquetes armados que frente al terror rojo siembran en ciudades y aldeas el terror blanco.” Antonio Fernández.


Bibliografía

Para realizar este escrito, he consultado las siguientes fuentes bibliográficas:

– El fascismo, de Stanley G. Payne. Editorial Alianza de editorial Historia. 1982
– Historia Universal. Edad Contemporánea, de Antonio Fernández. Editorial Vicens Vives. 1984
– Fascisme, nazisme, autoritarisme, de Philippe Burrin. Editorial Aux mêmes éditions.
– El fascismo, de Ernest Mandel. Editorial akal 74. 1976
– El fascismo que viene, de Jacques Julliard. Editorial Acento Editorial. 1994
– El nacimiento de la ideología fascista, de Zeev Sternhell. Editorial Siglo veintiuno de España editores, S.A.
– Diccionario enciclopédico Bruguera. Editorial Bruguera. 1976
– Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. 2007

* Los textos elegidos del libro ”Fascisme, nazisme, autoritarisme”, de Philippe Burrin, han sido traducidos al castellano ya que se encontraban íntegramente en francés. Ante la imposibilidad de encontrar una edición traducida al castellano, he traducido los textos que he creído conveniente y que a su vez han sido utilizados para el trabajo.

* También se ha utilizado internet como herramienta para la elaboración de ”Concepto de Fascismo”. Concretamente la página de la Real Academia Española. A excepción de dicha página, no se ha utilizado ni copiado nada de otras páginas webs, pues si así fuese, quedarían citadas.

– Imagen de cabecera “Pensativo y soñador