¿Cómo ven los jóvenes los videojuegos?
¿Hay una nueva generación de "gamers"?

Voy a haceros una confesión. Últimamente me veo y me siento mayor. Pasear por el Campus de San Francisco (la ciudad universitaria de mi ciudad) ya no es pararte cada dos minutos a saludar a conocidos sino observar con horror que estás rodeado de jovenzuelos con cara de bebé. Me pasa lo mismo con los videojuegos. Hablando con la muchachada o participando en foros noto cierta diferencia generacional (como sin duda, la generación de las recreativas y los amstrad la notarán con la nuestra). De esta diferenciación me surgen muchas dudas. La principal es “como ven” y “que piensan” de los videojuegos las nuevas generaciones. ¿Cómo ven este hobby/arte? ¿Cuáles son sus juegos y géneros favoritos? ¿Qué piensan de los juegos y consolas de generaciones pasadas? Y sobre todo ¿Son conscientes de pertenecer a una generación? ¿Qué proyecciones y deseos tienen para el futuro del entretenimiento virtual?

Podríamos teorizar sobre esta cuestión en abstracto o tirar de bibliografía pero como tenemos la inmensa suerte de trabajar o haber trabajado con ellos vamos a ir al origen, la materia pura, a los adolescentes. Hemos elegido cinco jóvenes de entre 16 y 19 años con perfiles muy distintos, tanto sociales como en gusto por los videojuegos y así intentar abarcar todos los tipos de jugadores, del ocasional al streammer progamer de la jugadora de LoL y Candy Crush a la luchadora de género. Obviamente, por cuestiones de legalidad y anonimato mantendremos ocultos sus nombres. El texto y las conclusiones que vendrán a continuación son el resultado de una serie de preguntas específicas que pudimos hacerles en una entrevista previa:

El “background”

Empezaremos analizando su bagaje personal en lo referente a los videojuegos. Nuestra generación creció y se introdujo en este hobby heredando las NES y Megadrives de nuestros primos (o sus equivalentes de consola de feria no oficial) hasta que la Gameboy apareció en nuestras vidas, nuestra primera consola propia. Desde allí fuimos coleccionando consolas más modernas (N64, PSX, PS2, Cube, Wii, PC, etc.). Nuestros padres no jugaban con nosotros y a menudo nos criticaban si lo hacíamos, nos llamaban viciados y ser fanático de los videojuegos no era algo socialmente aceptado.

Sin embargo los entrevistados, nacidos en torno al año 2000 ya nacieron en una sociedad donde el entretenimiento virtual no solo estaba normalizado sino que estaba de moda. Era la época de Wii y DS en la que nuestros muchachos empezaron a jugar, la mayoria de ellos introducidos por familiares (generalmente el padre, no la madre) más o menos a los 5-6 años de edad. Sus primeros juegos los Sims o juegos infantiles basados en franquicias cinematográficas. Sus primeras consolas la Wii y la DS. Sus primeros juegos propios, Wii Sports, Mario Kart o Nintendogs. Sus padres no les critican por jugar de hecho suelen jugar a juegos ligeros tipo Candy Crush.

Los rasgos que definen su generación

Una vez analizado cómo se han configurado como jugadores toca analizar sus gustos actuales. No os van a sorprender. Hoy imperan juegos como League of Legends, Overwatch y los juegos más mainstream de aventuras y disparos como Uncharted o Tomb Raider. Pero creo que os sorprenderá como me sorprendió a mí que aun perdure un perfil de jugador clasico, similar a nuestra generación, que conoce y se interesa por todo tipo de géneros, muchos de ellos no convencionales, incluido juegos indies, RPGs o simuladores y que sigue al día la actualidad del videojuego. Aunque no es lo habitual este tipo de jugador existe, mas en PC que en consolas. También podemos ver a un tipo de jugador de PC muy informado en cuanto a e sports y juegos competitivos pero que no está muy al día del resto de generos y plataformas. Por supuesto perdura el jugador consolero que solo tiene Playstation 4 y juega al Fifa/NBA que toque ese año y eventualmente a GTA y COD. Un perfil que se mantiene inmutable con el paso de los años.

En cuanto a plataformas, nuestros encuestados se dividen en una proporción de 40% jugadores de PC frente a un 60% de consolas como sistema principal para jugar. Muchos tienen varias plataformas. En cuanto a tiempo de juego no hemos notado diferencias significativas aunque si que reconocen que ocupa una buena parte de su ocio. Como es obvio, desconocen juegos antiguos aunque si que reconocen las franquicias clásicas como Mario o Tomb Raider.

 

Lo social

En lo relativo a su relación con otros jugadores y con las comunidades gamers podemos destacar que no es común para ellos juntarse en un mismo lugar. Les gusta jugar con amigos pero nunca en el mismo sitio físico como lo hacíamos nosotros sino que se reúnen a través de Skype o Team Speak. Ven como otros juegan a través de Youtube o Twitch. Siguen torneos, ligas, gameplays, participan en al menos una comunidad de videojuegos y son muy activos en las redes sociales. Sus motivaciones al jugar son muy distintas: desde divertirse a desconectar o para no sentirse solos..

Respecto a algunos temas candentes, el debate si los videojuegos son cultura o no lo ven absurdo, dan por hecho que los videojuegos son un arte y ademas un necio muy lucrativo. En lo correspondiente a las comunidades gamer creen que la mayoría son tóxicas, especialmente la de League of Legends. En relación al género, no solo señalan que hay mucho machismo sino que me han descubierto algunas practicas misójinas como el Strip Clash Royale que espero que podamos tratar próximamente  porque da para articulo. Las chicas entrevistadas a menudo se sienten discriminadas o atacadas cuando juegan online y aunque tienen buenos ejemplos de mujeres en los videojuegos se quejan del rol predominante del hombre en la mayoría de los juegos (les gustaría poder elegir más a menudo el género del personaje).

Conclusiones

En conclusión, por la información que hemos podido recapitular de las entrevistas y de la propia respuesta de los encuestados a la pregunta ¿crees que formas parte de una nueva generación gamer? La respuesta es ambigua. Podríamos sostener (y sostenemos) que hay una nueva generación de jugadores, una generación de transición, parecida a la nuestra pero a la vez que distinta. Con numerosos lugares comunes pero también con grandes diferencias, especialmente en cómo se configuraron como jugadores (cosa obvia) y en cuanto a la aplicación de nuevas tecnologías a los videojuegos y a la manera de relacionarse entre ellos y el medio. Una generación brillante y despierta que en ocasiones tiene interés por los juegos antiguos y los temas sociales pero que aun les queda recorrido. Una generación de transito hacia una nueva que se desarrollará en los próximos años y que aquella si que, predecimos, será muy distinta a la nuestra y a la antecesora (la de los 80). Quizás el juego móvil y la realidad virtual sean ya un estándar o quizás todo se mantenga igual si la nostalgia nos ha atrapado finalmente.

En cualquier caso los adolescentes de hoy en día son nuestros herederos directos, una nueva generación (si, nueva) más grande, más activa pero quizás menos auténtica. Podemos afirmar que hay remplazo generacional. Son nuestro futuro, nos toca quererlos, cuidarlos y guiarlos. In kids we trust.

@samsks