Ciudad de Dios

ciudad_de_dios1.jpgIba a empezar la sección por las primeras películas que me sacaron de la mierda de siempre, El club de la Lucha y Snatch, esas películas que no salen por salir y que tienen algo que decir, me alejaron de creer que el que una película haya ganado varios oscars es un motivo para que me pueda gustar, porque yo no soy el que da los oscars yo escribo en Warclimb y ahora ha llegado el momento de repartir mis premios.

Ciudad de Dios me la recomendó Megalegen hace ya unos años, dudé un poco pero cuando me contó de que iba la película me fui al videoclub para alquilarla, el problema es que esta película es demasiado buena como para estar en alquiler en el Blockbuster así que de casualidad la encontré a la venta. Entonces no había todo este intercambio de cultura libre y de fácil acceso antes había que currarselo para conseguir una peli y patearse la ciudad y la provincia si hacía falta, o como le ocurrió a ese que fue al Fnac en busca de Reservoir Dogs:

– Hola, ¿donde está el DVD de Reservoir Dogs?
– Te jodes te jooodes! porque no está en españoool!

Ciudad de Dios cuenta la historia real de una fabela de Rio de Janeiro una historia que comienza a finales de los 60, cuando se crea la fabela con casas prefabricadas. La historia está narrada por Buscapé, un joven de unos 11 años apasionado por la fotografía y al que no le interesa el mundo del crimen, ese mundo con el que se codea día tras día. Al principio en la Fabela de Ciudad de dios sólo sucedian atracos a camiones y casas a manos del Trío Ternura, un grupo de tres jóvenes que les caia bien a todo el mundo en la fabela, pero durante los años 70 Zé Pequeño, un tio que de niño acompañó en un par de ocasiones al Trío Ternura comienza a hacerse con el negocio de la droga a punta de pistola hasta convertirse en el narcotraficante más grande de Río de Janeiro.

A principio de los 80 otros narcotraficantes que quieren recuperar la ciudad y gente a la que Zé Pequeño no les ha dejado nada mejor en la vida que ir a matarle se agrupan en un bando y esto hace que se desate una guerra de bandas en la fabela de Ciudad de Dios.