Cazador Blanco, Corazón Negro

cazadorblanco.jpgLa película de la semana es de Clint Eastwood, uno de los mejores directores de la década de los noventa (Sin Perdón, Los Puentes de Madison, Poder Absoluto, Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal) y, para que vamos a engañarnos, uno de los mejores directores actuales (Martin Scorssese presenta The Blues – Piano Blues, Mystic River, Million Dollar Baby, Cartas desde Iwo Jima, El Intercambio). Me ha comentado algún que otro especialista en el tema que Eastwood es único en la metodología en cuestión de dirigir. Por ejemplo, él no dice “acción!” o “corten!”, simplemente dice algo así como “cuando quieras” y se espera a que el actor/actriz deje de interpretar para cortar la toma. Puede que esta libertad que le da a sus actores se traduzca en la posterior pureza, elegancia y naturalidad de sus filmes. En el caso de Cazador Blanco, Corazón Negro se vislumbra por los cuatro costados las virtudes de un cineasta en estado de gracia. Este largo sucede la mayor parte en un escenario, África, en el cual se suceden diversas intrigas existiendo un foco de atracción esencial: la caza de elefantes (a escopeta y a corta distancia) como desafío del hombre hacia la naturaleza. Todo ello, es decir, el escenario, hace que la fotografía sea uno de los puntos fuertes.

Quinta parte de la entrevista a clint Eastwood en Inside The Actors Studio

Durante la cinta, John Huston, hastiado del modo de proceder de la industria de hollywood así como de los entresijos de este comercio magno cinematográfico, pone del revés a productores, actores y, en definitiva, a empresarios y trabajadores hollywoodienses. Él quiere ir al continente africano con la excusa de rodar una película (La Reina de África, película que existe y que la protagonizó Humphrey Bogart) cuando en realidad lo que ansía es cazar elefantes, lo cual se convierte en más importante para el protagonista que el propio rodaje, el cual no le importa en absoluto. Clint Eastwood hace del legendario director y establece un vínculo con el espectador casi de complicidad. Este filme contiene momentos inolvidables que suponen un guión impecable y genial; también se intuye un trasfondo enorme que desvela el por qué del título. Espectacular y sobria obra maestra de Clint Eastwood.

Octava parte de la entrevista a clint Eastwood en Inside The Actors Studio

Aquí podéis encontrar la sexta parte de la entrevista a Clint en el Actor’s Studio, las otras partes de la entrevista no están porque los de NBC Universal- Bravo las han borrado.

White Hunter, Black Heart

Director Clint Eastwood | Reparto Clint Eastwood, Jeff Fahey, George Dzundza, Alum Armstrong, Marisa Berenson, Timothy Spail, Charlotte Cornwell, Boy Mathias Chuma, Mel Martin

Guión Burt Kennedy, Peter Viertel, James Bridges (Novela: Peter Viertel) | Música Lennie Niehaus | FotografíaJack N. Green | Productora Warner Bros. Pictures / Malpaso

EEUU 1990
112 min.