Bizarrocrónicas del Doctor ¡Fumuhom! Dead Rising, parte uno

Una de las cosas que poco a poco cada vez me molestan un poco mas es que se esté anunciando un juego durante meses y que una vez ha salido ya todo el mundo parezca haberlo olvidado en pro de recomendar el siguiente juego que quieren que compremos, olvidando el exprimir nuestra pequeña joya en la que hemos gastado 65€ y que tirada en la estantería va devaluandose y perdiendo la esperanza por que volvamos a usarla.

Así que tras varios dias abrazado a mi almohada llorando en la cama por esta tendencia del sector videojueguil voy a hacer algo, algo con Pavarotti.

A principios de los 90 Castle Communications editó un triple recopilatorio del concierto que, en alguna ciudad Europea, dieron los tres tenores; L.Pavarotti, P.Domingo y J.Carreras. Ese triple estaba en mi estantería, cada CD en una punta con su correspondiente tenor en la portada mirandome todos los dias y yo, tonto de mi, que no me daba cuenta.

Esta situación se ha dado hasta hoy que he vuelto a jugar al Dead Rising, porque hace unos meses mi vida como jugador de Dead Rising se reducía a ir a Alfresco Plaza y liarme a mazazos con el mamonazo del bate de baseball para más tarde morir presa de esos tres psicópatas que van en un Jeep. Pero hoy he descubierto la esencia del juego…

jefflloron.jpg

… Valencia interpretada por Jose Carreras, entonces he vestido a Frank para la ocasión y hemos pasado a recojer a Jeff por la azotea, enseguida se nos acopla la estúpida de Natalie- que empieza a estar seducida por pasarse al gremio zombie. Conforme llegamos al almacén… ZAS a Natalie mazazo en la cabeza, era un lastre y ya estamos cansados de ver como se la comen los zombies antes de llegar al jardin. Esta es una gran prueba para Jeff, le hemos atizado a su mujer, si ahora llora o hace algún gesto de debilidad también le atizaremos a el, pero con el bate de baseball (lo queremos vivo).

castigadojeff.jpg

Matamos al fotógrafo de la cafetería, es un idiota, le hacemos una foto a su cadaver, a ser posible con un zombie troceado a su lado con la mano en los huevos, se lo tenía buscado.

alacabeza.jpg

Ahora hay dos formas de llegar a Alfresco Plaza, la fácil y prudente y la jodidamente dificil y temeraria. La decisión es bien sencilla, si tienes Nessun Dorma de Puccini interpretada por Pavarotti deberás ir por el segundo camino. Da vueltas y vueltas hasta encontrar la llave que se encuentra en el almacén por los bajos del centro comercial, todo esto será más interesante si llevas el coche que se encuentra en el parking que hay por los jardines. Una vez tengas la llave ve a la entrada subterránea que da a la sala anterior a Alfresco Plaza.

Dilegua, o notte! Tramontate, stelle! Tramontate, stelle! All’alba vincerò! Vincerò! Vincerò! (!!)

De caza por Alfresco Plaza

cronopimp.JPG

Ya podemos concluir nuestra vestimenta con una buena máscara, en mi caso he elegido la del demonio rojizo, otros como Hapa Boy prefieren una gran cabeza de oso o un caballo (el caballo se encuentra en la trastienda de una de las primeras tiendas.

En Alfresco Plaza podemos hacer una cosa para que el momento sea más y más duro, con mucha pasión. Sólo deberemos cambiar la música para conseguir lo que no han logrado los juegos que están pasados de hormonas en forma de tiempo bala, control temporal y cámaras que persiguen objetos lanzados. Nosotros tenemos la verdad absoluta, esta es la de usar la canción definitiva para acompañar nuestros mejores momentos cortando piernas mientras teñimos de rojo el traje de Frank. Down With the Sickness de Disturbed, el arma apropiada es una pala o los puños y luego un buen banco de madera para remover el suelo por si aún queda alguno moviendose, si vemos que hay aglomeración de zombies es apropiado ir a por una sierra mecánica para hacer hueco.

Y sobre todo no olvidéis dejar almenos a uno “vivo” para que cuente vuestra azaña y para que de paso limpie un poco todo el estropicio.

En la próxima parte de Las Bizarrocrónicas de Doc ¡Fumuhom! decidiremos a que superviviente lanzamos a los zombies para hacer puntos mientras le hacemos fotos y colgaremos un video con los hechos aqui relatados.