Biding my Time

Pink Floyd – 196x

Esta es la canción de la semana, Biding My Time. Si pensábais que en warlcimb habíamos exprimido tanto a Pink Floyd que no le quedaba jugo estáis muy pero que muy equivocados, aún queda mucho Pink Floyd por hablar. Y hoy vamos a dar el mejor elixir que posee Pink Floyd, el oro blanco con esmeraldas.

Esta joya aparece solo en un disco de Pink Floyd, Relics, un recopilatorio cien por cien recomendable del año 1971. En esta canción se pueden encontrar tres décadas: la de los 50, la de los 60 y la de los 70. Bajo una base bien clara de blues, uno puede hallar en el sonido de Biding My Time el jazz y el rock, tanto el progresivo como el psicodélico. Por separado y a la vez, así son Pink Floyd. En este caso la canción se divide en dos claras partes, una en la cual se puede gozar de un genuino, pausado y extasiante riff de guitarra junto a todos los demás instrumentos, a destacar la base de bajo de Roger Waters; y otra parte donde instrumentos de viento y psicodelia se unen para dar cabida a un solo de guitarra de Gilmour que es de lo mejor que se puede escuchar en guitarra.

Abstenerse de guitarras como lo de Joe Satriani o Steve Vai. El rock no busca y no elige la técnica, sino el sentido del ritmo, el sentimiento y la perfección del momento.