Razones por las que leer Berserk
y no pijadas medievales como Juego de Tronos

Un manga es la palabra japonesa que se emplea para denominar a una historieta. Siempre han contado con más popularidad en Japón, sin embargo, a partir de los 80 han tenido más presencia en tierras occidentales. Seguro que conocéis grandes obras del manga como Akira, One Piece o Dragon Ball. Posiblemente hayáis oído hablar de otras tantas como Naruto, Bleach o Oyasumi Punpun. Pero estoy convencido de que muchos de vosotros habréis visto algo sobre Berserk, y la impresión que tendréis posiblemente sea acerca de que es una serie, muy violenta, incluso sanguinaria.

Si ya habéis leído Berserk, quizás os resulte agradable leer el resto del artículo, pues comentaremos los apartados que hacen a este manga único y uno de los mejores, por no decir el mejor, dentro del Seinen (enfocado a una persona adulta).

Vamos por lo primero, y es preguntarnos, de dónde viene Berserk. Seamos claros en esto, hay miles de cosas que han influenciado aunque sea poco a este gran manga, por lo que en lugar de enumerarlas todas vamos a centrarnos en una que posiblemente os suene a todos. Devilman.

Si amigos, el manga original de la hace poco adaptada por Netflix (como Devilman Crybaby) Devilman, fue una de las grandes influencias para el despegue de Berserk. Se retoma la fecha de salida a 1972. Por este entonces era poco corriente que en los mangas entrasen imágenes crudas, que mostrasen una realidad afeada o desagradable, deformada. Pero entonces llegó Devilman, la otra obra importante de Go Nagai (justo después llegaría Mazinger Z) y pese a que en general, se consideró una obra mediocre, aportó lo que el medio necesitaba para despegar, sobre todo en territorios no japoneses. Enseñó que se podía ser brusco con un manga, que no todo debía ser un camino de rosas con algún bache, y que los autores no tenían porqué cortarse con su obra.

Hablemos de qué nos hace leer un manga. En mi caso, poco a poco ha ido entrando mejor en mi rutina por falta de tiempo aferrarme a este tipo de lectura rápida, que puedes aparcar generalmente cada 20-30 hojas, pero a parte de eso, el motivo por el que elegí leer Berserk y no otro manga fue bastante simple. Sencilla y llanamente, era considerado por gran parte de foros, comunidades y etcéteras como el sumo campeón en lo que de a un manga se le puede pedir.

Esta manera de pensar influenció a otras obras de culto como Neon Genesis Evangelion, o en su defecto y de la que seguimos hablando, Berserk.

Debo creer amigo lector, que esto no han de ser motivos suficientes para que solo te barajes comenzar el manga, así que sin más preámbulos vamos a comentar un poco qué te encontrarás en Berserk y porqué es tan bueno.

Empecemos hablando del diseño artístico del manga. Si bien hay muchos mangas con un gran dibujado y un acabado, como el ya mencionado Oyasumi Punpun o el archiconocido Death Note, Berserk es de entre esos, uno de los pocos que siguen en publicación con su capítulo mensual (generalmente), y ahí es donde nos damos cuenta de que en esos breves periodos de tiempo entre capítulos, Berserk es una referencia a nivel de dibujo aún a día de hoy. Miura consigue dar un toque de realismo a todas sus escenas con esas características sombras y ese trazado que varía para no solo representar fielmente lo que el desea, sino que esto sea comprendido por el lector. En Berserk los escenarios cobran vida y siempre son dibujados. Los lugares cuentan con un minucioso detalle y una caracterización magistral que da a Berserk personalidad en cada una de sus localizaciones, desde los impresionantes castillos, hasta los preciosos bosques o los peligrosos caminos.

La atmósfera pues, creada gracias al dibujo de Miura, ayuda a que el espectador entienda en todo momento dónde y cómo se encuentra el grupo. También es menester mencionar no solo el estilo empleado por Miura, tan detallado como ya he mencionado, sino el diseño de personajes y escenarios que emplea el autor.

Si nos fijamos en los personajes principales, todos tienen rasgos marcados, pero que a simple vista podríamos confundir con  simples estereotipos, es por ello que la identidad de cada personaje se esconde en pequeños detalles que podemos encontrar tanto en su indumentaria como en sus cuerpos. Además, los demonios, monstruos o soldados mismamente que se cruzan durante sus viajes, llevan muchísimo trabajo detrás, y es de agradecer esa variedad que aporta Miura a la hora de crear esas atrocidades a las que Guts y compañía deben hacer frente, pues Berserk podría caer dentro de los tópicos habitualmente empleados a la hora de crear una aventura fantasiosa en la Edad Media. De hecho, a día de hoy la influencia de Berserk en otros medios en este aspecto es notable. Seguro que todos conocéis la saga Souls (Demon’s Souls, Dark Souls, Bloodborne), pues el director de esos juegos (DIOS Hidetaka Miyazaki) resulta ser un gran fan del manga, y muchas de las localizaciones de sus juegos, sus monstruos, y las mismas armas están inspiradas por Berserk. En la caratula del Dark Souls: Prepare to Die Edition, la posición en la que se encuentra el caballero Artorias, es una clara referencia a la portada del tomo número 28 de Berserk. En Bloodborne también encontramos múltiples referencias a cosas específicas de Berserk (como a la marca del sacrificio). Existen diversos vídeos y páginas en foros donde podéis echar ojo a estas referencias, os recomiendo verlos tras leer el manga; dejando atrás este corto ejemplo, es hora de seguir con el sujeto que nos abarca.

Otra de las razones que podemos atribuir al rotundo éxito de Berserk sería la manera en la que la historia es contada. El mundo de Berserk es muy amplio y no se concretan detalles de cuan amplio es o que zonas relevantes existen, por ello, y al tratarse de un viaje (la mayor parte del tiempo), descubrimos el mundo a partir de lo que ven distintos personajes. Desde Guts vemos el sufrimiento, de como los campesinos viven aterrados temiendo a los monstruos, al poder de la religión, con un nivel de vida pésimo y como estos se acaban dejando llevar por los hechos. También es curioso que pese a ser escenarios relativamente diferentes, nunca nos sentimos en un lugar extraño o poco convincente para la época, y  eso lo logra Miura gracias a esa ya comentada caracterización del pueblo, del pueblo que sufre.

Sin embargo, otros personajes no se encuentran con tanta maldad como Guts, incluso, otros tienen bastante más suerte, aunque eso sí, después de pasar por un duro camino, lleno de sacrificios y traiciones. Y es precisamente la traición y la lealtad uno de los temas más relevantes en Berserk y posiblemente sea en torno al cual gira la trama, pero además encontramos otros temas también más comunes, como la supervivencia, el amor y la propia humanidad, que a lo largo del manga se ve cuestionada en innumerables ocasiones.

Realmente no puedo abordar estos temas sin destripar el argumento de Berserk ni dar momentos específicos de la trama, por lo que me limitaré a decir que los ya mencionados temas son fruto de unos hechos, es decir, que se prefiere presentar las cosas tal y como son a crear imágenes para que nos imaginemos como son.

Cabe destacar el buen uso de la comedia en Berserk, ya que a diferencia de otros muchos mangas o animes, esta se siente natural y suele estar ligada a determinados personajes y no aparece espontáneamente en cualquier momento, suele ser algo puntual y que realmente puede hacerte echar alguna carcajada, aún yendo desde chistes más elaborados a referencias a la cultura popular o sencillamente con algo un momento absurdo.

Algo que quizás también os sea relevante a la hora de empezar a leer este manga sean las peleas. Aunque ya os haya comentado que el dibujo está detallado, quizás tengáis ese miedo a perderos en las peleas o que no entendáis lo que pasa, pues en el manga o en un cómic seguir estas coreografías suele ser una ardua tarea que depende mucho de la habilidad del dibujante. Pues bien, en Berserk no es solo que se entienda a la perfección gracias a un trazado que hace Miura para que entendamos que se está moviendo en qué dirección (algo bastante habitual), sino que la mayoría de peleas se deciden en pequeños detalles de los cuales estar atentos dependerá exclusivamente de nosotros, como por ejemplo, una pelea en la que Guts esconde una espada debajo de la nieve para sacarla más tarde con el pie sorprendiendo a su rival. Hasta ahí llega el ingenio de la saga por hacernos fresco algo a lo que ya estamos tan acostumbrados.

Pues ahí tienen amigos, esto es Berserk. Una épica de venganza con un excelente dibujo, una buena narración y que no cae en los clichés.

Es necesario que antes de concluir el artículo, me refiera a ciertos detalles que son relevantes para un lector de Berserk. El primero sería fundamental y es señalar el número de tomos, unos 40 a día de 6 de abril de 2018, cada uno con unas 250 páginas. También informar de que hubo mucho lío con las licencias de Berserk en España y ahora mismo se están reeditando los primeros mangas y publicándose en volúmenes dobles llamados Maximum Berserk, que salen cada unos dos meses y como propietario de todos hasta la fecha, me veo muy contento de poder disfrutar de este manga con tanta calidad (deberían pagarme por este spam, pero no lo hacen). Y lo último y algo también bastante importante es el ritmo de publicación los últimos años. Berserk se publica generalmente con un capítulo al mes, pero el autor suele hacer que el manga entre en parones indefinidos (ahora mismo nos encontramos en uno) que no llegan al año pero son bastante amplios. Esto se debe a que la historia no está muy lejos de su final, aproximadamente el autor confesó que se ronda ya el 70-80% y que no quiere hacerlo mal, por lo que prefiere tomarse el tiempo que le sea necesario para acabar bien la historia.

Con esto dicho, espero que se animen a comenzar uno de los mangas más reconocidos de la historia, y posiblemente, el mejor de ellos.