Banda Sonora de Killer7

La banda sonora del extraordinario videojuego Killer7 está en la línea del mismo. Es una música abstracta, de acompañamiento, progresiva, con toques psicodélicos e inquietantes, y pienso que de igual manera se podría definir Killer7. El juego es abstracto, progresivo, psicodélico en su inquietud y su música es el mejor complemento.

killerarrsh.jpg
El sonido de la banda sonora no tiene nada que envidiar al de muchas películas o videojuegos en los que han participado músicos de la talla de John Williams o Ennio Morricone. En Killer7 como en Goldeneye por ejemplo, el sonido es sustancialmente importante para meterse en la piel de cada uno de los personajes extraños y perturbadores en que nos convertimos. Sinceramente, nunca imaginé que estaría escribiendo una crítica musical sobre un videojuego pero es que de verdad, la BSO de Killer7 no es cualquier cosa. De hecho la música en el juego es fundamental, imprescindible, y jugar a este shooter – si me permitís llamarle así, ya que no tengo muy claro la tipología – sin voz es jugar un 50 % de él. Escuchando este doble cd canción por canción, tema por tema, es convencerte de que el género musical es continuamente cambiante. La BSO nos puede llevar por el camino de la electrónica para inmediatamente meternos unas guitarras con efecto fuzz, pasando por otras acústicas y eléctricas. Luego también podemos gozar de canciones de orquesta, más típicas para una BSO pero deliciosas igualmente.

killerwall.jpg

El valor incalculable que posee esta obra musical es la naturalidad perturbadora con la que pasamos de un estilo a otro. Así, parece que se reinventan géneros que nos desconciertan y que no terminamos de entender del todo. Podemos escuchar electrónica con voces celestiales de fondo, como si de un ángel de la capilla sixtina se tratase, y también podemos escuchar guitarras eléctricas mezcladas con electrónica y algún retazo chill-out que aunque admita que no es lo que me gusta especialmente, reconozco que le queda que ni pintado a la BSO. En algún tema se perciben instrumentos como triángulos y todo tipo de percusiones atípicas que solo podemos escuchar en conciertos de Mike Oldfield. El piano también esta presente y lo realmente curioso y admirable aunque perturbador e inquietante a la vez es la capacidad de mezclar tantos instrumentos, estilos, géneros y sonidos vocales en una misma obra que a la vez, nunca parece que se desvanezca o que no este unida. Misteriosamente parece esencial para la unión sónica de la obra todo lo que escuchamos en la BSO. Se nos hacen imprescindibles todas las canciones y cada nota que oímos.

killerchair.JPG
Realmente afirmo, que la música de Killer7, es de las mejores BSO que he escuchado nunca. Y que esos toques que nos hacen recordar a canciones como Echoes de Pink Floyd me dejan absolutamente asombrado. La afirmación es rotunda y deja claro la importancia vital de una buena base musical para el devenir de un videojuego.