Axis: Bold as Love

The Jimi Hendrix Experience. – 1967 –

jimmi.jpgAxis: Bold as Love es uno de los mejores discos de Jimi Hendrix y uno de los mejores de la banda de Jimi, The Jimi Hendrix Experience. Se trata del segundo disco del grupo y toda una referencia en el mundo de la música, concretamente en el blues y el rock ‘n roll. Jimi Hendrix es, posiblemente, el mejor guitarrista de toda la historia y uno de los más influyentes. No es fácil describir a Hendrix, ya que posee matices en su música muy complejos con estructuras diversas. Pero lo que queda claro al escuchar cualquier disco suyo o de su banda, especialmente Axis: Bold as Love, es que nos encontramos ante un estilo bluesero con tintes psicodélicos. Y, por supuesto, en concierto, Jimi consigue casi sin quererlo, redoblar tanto su mérito como su genialidad.

El disco comienza después de una breve introducción con efectos de fondo, y empieza con una canción excelente, Up From The Skies, un tema de rhythm and blues con efectos wah wah de acompañamiento que crea, junto a los punteos de guitarra, un ambiente intimista. Luego escuchamos uno de los grandes éxitos de Jimi Hendrix, Spanish Castle Magic, una canción que, aunque esté sobre explotada, es de una calidad innegable y de una fuerza prodigiosa; todo un clásico. La cuarta canción de este magnífico disco es Wait Until Tomorrow, con un riff único y buen ritmo de batería y bajo. Ahora viene uno de los temas más destacables del disco, Ain’t No telling. Impresionante lo que Hendrix puede sacarse de la manga. La guitarra canta junto a Jimi, con riffs y punteos imprevisibles que reinventan el género del blues. Después de Ain’t No Telling, Little Wing, una pista que se acerca más el pop del bueno y que resultaría emblemática. En If 6 was 9 se exprimen las mejores virtudes de Jimi Hendrix: genialidad, psicodelia, habilidad, inspiración y sentimentalismo. You Got me Floatin’, con unos arreglos y efectos de las más altas esferas, antecede a Castles Made of Sand, con un claro corte de blues. She’s so fine, la única canción del álbum que no está escrita por el líder guitarrista atormentado (está escrita por el bajista Noel Redding) posee un ritmo endiablado y combina voces corales con punteos y riffs totalmente psicodélicos y propios de los sesenta. Y así, llegamos a la parte final del disco con: One Rainy Wish, Little Miss Lover y Bold As Love. Las dos primeras consolidan la magnificencia del disco, y la última, Bold As Love, es de lo mejor del álbum junto con Ain’t No Telling. Bold As Love es un tema absolutamente delicioso, el cual contiene los influyentes estilos de The Jimi Hendrix Experience en forma de balada, con un solo realmente exquisito de Jimi por la mitad de la canción. Pero aquí no acaba, sino que, en el último tercio del tema, nos sorprende un cambio radical de estructura, en el cual se suceden sonidos inenarrables de la stratocaster de Jimi Hendrix.

Indispensable este disco de Jimi Hendrix con su banda. Axis: Bold as Love se desmarca de otros discos, también indispensables de Hendrix. Y se desmarca sobre todo por los cuidados arreglos, que contrastan con la naturaleza innata de Jimi Hendrix como guitarrista y, no lo olvidemos nunca, como compositor. El guitarrista de Seattle es, eso seguro, objetivamente, uno de los tres mejores guitarristas de la historia de la música. Por cierto, ¿de qué año es el disco? 1967.