Blade & Soul – Análisis

Después de estar inmenso en la apoteosis del tedio la otra semana sin saber a que recurrir para llevarme a las manos (no malpenseis, me refería a algún videojuego nuevo), un colega me habló del Blade & Soul, un free to play estilo World of Warcraft con algunas ideas interesantes.

Así que allá fui yo, muy ilusionado por probar algo diferente. Y lo que me encontré fue un juego muy notable de primeras, pero que poco a poco va desilusionando y llega a resultar totalmente ilógico por momentos.

Me explico: la aventura comienza con la creación del personaje. Las razas, clases y demás están muy guays y resultan visualmente muy atractivas, sin embargo se echa en falta algo más de variedad en los personajes. Una vez hayamos editado desde el color del pelo y el tamaño de los senos hasta la voz del personaje, se nos mostrarán en pantalla algunos vídeos explicando el comienzo de la historia por la que fluiran todas las misiones principales. A partir de ahí sucederán una serie de acontecimientos “supuestamente” épicos (digo supuestamente porque a mi me resultó muy superfluo) que terminarán con el personaje explorando un mundo abierto que recorreremos a nuestro antojo o poco a poco con las misiones principales.

Además de estas misiones, que ni siquiera podremos superar con amigos, tenemos las misiones secundarias y las mazmorras, a las cuales si pueden sumarse los colegas para pasar el rato. El problema es que a pesar de todas las armaduras chulas que el juego nos ofrece como recompensas, además de armas, accesorios, y demás parafernalia rolera, las misiones son muy aburridas, planas y repetitivas, y todo el subidón que llevabas al comenzar la aventura, se viene abajo en un par de días. Lo único que puede llamarnos la atención es que las batallas contra jefes o monstruos duros de roer resultan muy gratificantes y espectaculares.

Pero, ¡eh! no va a ser todo malas palabras. Los gráficos, a pesar de tener bugs muy estúpidos, son muy buenos para ser un free to play, y resultan, por momentos, muy vistosos.

bns_fm2-mob-fight_aug2012

Por otra parte, el hecho de colaborar con amigos para lograr un objetivo común siempre es un plus. Aun así, para mí lo mejor del juego son los combos. Un montón de teclas para pulsar con habilidades muy diferentes pero muy encadenables, que al principio resultan un poco abrumadoras, pero con el tiempo vamos cogiéndole el punto a un sistema de combate muy efectivo y espectacular. Lo mejor del juego sin duda.

Otro aspecto positivo es el PVP, que resulta un poco más divertido que jugar contra la CPU, ya que la dificultad de los bots es irrisoria, muy sencilla.

Para terminar, deciros que el juego ha llegado hace poco a Europa y solo está disponible en Inglés, así que si sois muy escrupulosos con el idioma, mejor ni lo intentéis…

Conclusión: un juego muy discreto, con algunas cosas interesantes, como el PVP, recorrer el mapa, el notable acabado visual (a pesar de la infinidad de bugs) o los combates en sí, pero con muchos fallos y misiones repititivas y aburridas que hacen que haya otras opciones mejores.