Amando a los Animales

El Merriweather es uno de esos discos que puedes escuchar tirado en el suelo sin que resulte raro.

– Cariño, que haces en el suelo desnudo?!
– …
– Te voy a encerrar en una jaula
– … Escucho Animal Collective, Merriweather Post Pavillion.
– Oh! no lo sabia, lo siento. Luego limpia la baba que estás dejado por el suelo… O… no importa, lo haré yo :)

Pero llegar a ese nivel es una tarea complicada y llena de tentaciones contrarias. La primera vez que Pablo Rainwall me habló del Merriweather fue durante las navidades, lo escuché y… puaj, no me gustó nada. En esa época estaba absorbido por Beirut y su dulce melodía acompañada por unas trompetas y sus amigos. Lo escuché otra vez y tampoco me entraba, pero empezaba a contemplar matices y cierta genialidad, así que escuché una de sus canciones más conocidas, Peacebone.

Tras tres o cuatro escuchas, Peacebone empieza a entrar sola una y otra vez. Ahora es el momento de escuchar al señor Panda Bear y su disco Person Pitch, del que destacaré la portada y ninguna canción. Es un disco del que no soy capaz de sacar una canción favorita. Se compone de siete canciones con sentido y que se deben escuchar todas seguidas, una tras otra, todas buenas y geniales.

panda-bear-person-pitch.jpg

Así de fácil es acostumbrar el oído a Animal Collective. Entre esto y el suelo sólo hay tiempo y un montón de discos pasados.