5 pelis fumadas que no te puedes perder

Hay muchos tops sobre cine estos días. “5 pelis que no puedes perder con tu pareja”, “10 films que te harán recordar tus días de instituto”...pero pocos he visto que recojan “5 pelis fumadas que no te puedes perder”. Ese hueco no podía quedar vacío en el infinito y diverso mundo de Internet. Así que ahí van mis propuestas.

1. Puro Vicio de Paul Thomas Anderson

maxresdefault

Es un gusto ver siempre a Joaquin Phoenix y más cuando intepreta a un detective nostálgico que anda siempre con un porrete en la mano. Increíble lo realista que parece su papel (quizás una caladita que otra se habrá echado el señor Phoenix de vez en cuando). La historia se sitúa en California donde el detective Sportello tiene que desentrañar una red de sectas, malas gentes y personajes pintorescos de la zona que tienen como punto en común su ex: Shasta interpretada por una sublime Katherine Waterston que desaparece misteriosamente lo que provocará el interés de la película y del detective por encontrarla.

 

2. Superfumados de David Gordon Green

superfumados

James Franco, Seth Rogen y Danny McBride forman la triada de actores que se hacen cargo de este relato a ratos comedia a ratos una disparatada forma de ver la vida. Incluso diría que tiene algo de drama, de una inexistencia muy existente de unos narcotraficantes y sus colegas intentando huir de los convencionalismos cotidianos. No hay espacio para nada más que bromas y gags memorables que nos hacen pensar en verde, en lo que nos perdemos en el día a día y de que lo más importante es la amistad, sea consciente o no.

 

3. Alguien Voló Sobre El Nido Del Cuco de Milos Forman

alguien_volo_sobre_el_nido_del_cuco_1975_3

Si algo tiene en común esta película con la marihuana es precisamente su influencia en la obra del autor que da origen a esta película. Ken Kesey fue uno de los nombres a tener en cuenta dentro de la contracultura norteamericana y tanto novela como película nos transporta a una época donde estar loco se curaba mediante electroshocks. Que los psiquiatras, las terapias en grupo y ese “enséñeme la lengua” para saber si se estaba o no tomando la medicación, era parte de una rutina donde no se sabía quién era el más cuerdo del lugar. Una buena película que te hará romper más de una ventana buscando una libertad que se esconde detrás de los cristales.

 

4. Howl de Rob Epstein y Jeffrey Friedman

allen2_1829379b

A Allen Ginsberg le puedo adjudicar mis ganas de escribir. Y es difícil no caer en la tentación de ponerse a las máquinas una vez visto este biopic sobre su figura. Ha habido otras películas que han intentado hacer lo mismo, pero esta es la única que transforma sus poesías, sus relatos sobre drogas, relaciones insanas y tristeza en una verdadera alegoría por ser creativos pese a quién le pese. Una historia que llevó a estar prohibida su venta en aquella época. Por suerte podremos ver sin censura su arte en este film.

 

5. En el Camino de Walter Salles y Sam Riley

on-the-road-image

Es difícil pasar al séptimo arte una obra tan sumamente rara pero al mismo tiempo clásica del gran maestro Jack Kerouac. Con actores que quizás deberían de haber pasado más de un cásting, nos transporta a la época donde todo valía entre carreteras, viajes a ninguna parte y cómo no, libertad en todos los ámbitos (incluidos los ocios más censurables). Esta película es una buena manera de entrar de lleno en esta cultura tan radical a su generación que lleva al enganche de cualquiera que adore el hedonismo sesentero.

 

Aquí mis recomendaciones por si queréis tener un buen viaje a la época, a la actitud y al buen rollo que despiertan estas películas. Paz, colegas!