3 películas para no extrañar a los nuevos protagonistas de Star Wars

Cuatro meses tras su estreno en cines, luego de un recibimiento muy positivo y de haber sobrepasado con creces las enormes expectativas que recaían sobre ella, Star Wars:El despertar de la fuerza vuelve a estar bajo los reflectores gracias a su reciente lanzamiento en DVD y Blu-ray. Este nuevo episodio de la saga más famosa del mundo se ha consagrado no sólo como un digno sucesor de los originales, sino también como una de las películas más taquilleras de la historia.

El factor que mejor han valorado críticos y fans en El despertar de la fuerza es, sin duda, que ha logrado capturar nuevamente la magia de la trilogía original en su estilo, su sentido primordial de la aventura y, sobre todo, en sus personajes. Daisy Ridley y John Boyega nos han dejado unos héroes llenos de encanto y sentido del humor con quienes es imposible no sentirse identificados. Adam Driver, por su parte, ha contribuido con un villano diferente al que estamos acostumbrados en este universo; un joven impulsivo y propenso a cometer errores, tentado constantemente no por el lado oscuro, sino por el de la luz. Finalmente, Oscar Isaac nos ha dado, con Poe Dameron, a uno de los personajes secundarios más cojonudos de la saga; un tío tan carismático y bocazas como Han Solo que, a la vez, resulta ser el mejor piloto de toda la jodida galaxia.

Es imposible no terminar queriendo ver más sobre estos personajes, qué aventuras les esperan en el futuro, cuáles son sus orígenes y qué les depara el destino. Lamentablemente, deberemos esperar hasta diciembre del 2017 para aclarar todas esta interrogantes. ¡Sin embargo! Esto no nos impide seguir disfrutando un poco más de los maravillosos actores que les dieron vida, quienes, esperemos, empezarán a aparecer más a menudo en las pantallas. A excepción de Daisy Ridley, para quien el Episodio VII ha representado su primera gran incursión en el cine, el resto del elenco ya tiene algunos muy buenos trabajos en su haber. Aquí os dejamos algunas recomendaciones, por si no podéis esperar hasta el próximo año para verles las caras nuevamente.

Attack the Block

Esta comedia de ciencia ficción con toques de horror fue el primer éxito cinematográfico de John Boyega. No por la popularidad de la película, que no es muy conocida, sino por el estatus de culto que ha logrado desde que se estrenó. Attack the Block comparte ciertas similitudes con el estilo jocoso y lleno de bromas recurrentes de las películas de Edgar Wright (Shaun of the Dead, Hot Fuzz). También al igual que en las cintas de este último, los personajes son gente normal sin absolutamente nada destacable que se encuentran con una situación inverosímil en un lugar terriblemente mundano y familiar; en este caso, una invasión extraterrestre limitada al barrio obrero londinense en donde viven.

Y esos personajes son los que llevan el mayor peso de la trama. Boyega es uno de los principales, interpretando al líder de una pandilla de chavales que se dedican a atracar y causar problemas por el barrio. El actor ya destacaba por su gran carisma desde entonces, a pesar de que su interpretación esta vez sea la de un tipo duro de pocas palabras, alguien diametralmente opuesto a Finn. También es destacable Nick Frost (aka el gordo de Shaun of the Dead) en el papel del vendedor de drogas del barrio. Attack the Block es una película a la vez divertida por su humor y acción e interesante por su (sutil) comentario social sobre las comunidades menos favorecidas y todos aquellos personajes que las integran.

Inside Llewyn Davis

Ah, Oscar Isaac… ¡Estás en todas! Creo que ni exagero, buscad una película de los últimos cinco años al azar en IMDB y probablemente tendrá a Oscar Isaac en algún lugar, así sea de encargado del catering. Pero, la verdad, no importa. Isaac ha demostrado ser un gran actor y tener una habilidad camaleónica para adaptarse a sus papeles, por más distintos que sean. En Inside Llewyn Davis interpreta a un cantante de folk tratando de alcanzar el éxito en la escena musical del Greenwich Village neoyorquino de los años sesenta. Al igual que la mayoría de las producciones de los hermanos Coen, la cinta destila la cultura americana del momento y muestra personajes muy humanos y jodidamente raros que ayudan a darle el toque de humor a la serie de hechos desafortunados que le van sucediendo al protagonista.

Personalmente, y aunque es muy buena, Inside Llewyn Davis no me parece lo mejor que ha hecho Isaac. Ese honor se lo lleva A Most Violent Year. Sin embargo, la película de los Coen trae otra pepita interesante para los fans de Star Wars: nada menos que un número musical en el que Adam Driver, el mismísimo Kylo Ren, canta junto a Isaac y Justin Timberlake una clásica melodía de los sesenta. Si antes la cara del actor como el villano de El despertar de la fuerza no os inspiraba ningún temor, verlo y escucharlo cantar con su voz de pavo no os ayudará en absoluto a cambiar esa percepción.

Ex Machina

Ah, Oscar Isaac… En serio, levantad cualquier piedra y le veréis. Y es que, además de buen actor, es también un gran bailarín y cantante. De hecho, podríamos hacer toda una lista aparte sólo con los números musicales que ha protagonizado, incluido este que realizó en Ex Machina y que bien calificaría como uno de los más WTF de la historia. En la película, Isaac hace el papel de un genio excéntrico que trabaja en robótica e inteligencia artificial en su mansión futurista aislada de toda civilización, donde invita a otro ingeniero (Domhnall Gleeson, el general Hux de Episodio VII) para que administre el test de Turing a su última creación, la androide Ava, interpretada por la ganadora del Oscar Alicia Vikander.

A pesar de ser una cinta independiente y bastante austera (como suelen ser los trabajos del director Alex Garland), los efectos especiales utilizados para Ava son espectaculares, a la par con el trabajo de la misma Vikander. La interacción entre los personajes es crucial; Gleeson actúa como el suplente del espectador en la historia, que debe juzgar por sí mismo al androide y determinar qué tan reales son sus acciones. Valga decir que Vikander es absolutamente convincente. Pero contar más de la trama sería arriesgarse a soltar algún spoiler y Ex Machina merece ser vista con la menor información posible. No, merece ser vista, a secas.