21st Century Breakdown

Green Day – 2009

21st_century_breakdown_mp3_download_green_day.jpg21st Century Breakdown es el octavo álbum de la banda californiana. La temática del disco trata sobre una pareja de jóvenes americanos que se aman pero que ven la vida de forma diferente. El chico es más impulsivo, más visceral, Christian, y la chica más racional e idealista, Gloria. Ambos tienen en común el deseo de huir no se sabe exactamente a donde, pero están de acuerdo en que allí donde están y allí donde viven -más que vivir se sobre vive- no quieren permanecer, y tienen la esperanza de encontrar alguna solución. Como en American Idiot (2004) este disco también es una crítica socio-política, y como en el anterior, también es un ópera-rock. Si bien American Idiot fue más explosivo y característico, en 21st Century Breakdown encontramos una obra más trabajada – aún si cabe- y madura, desde el punto de vista de la lírica, pero sobre todo desde el punto de vista musical.

El disco se divide en tres actos, siendo el primero de ellos Heroes and Cons. Antes de este escuchamos una pista de introducción narrada por Billie Joe que se titula Song of the Century. En cuanto esta termina se oye una guitarra acústica y un sonido que va in-crescendo hasta que unos coros anuncian una entrada con mucha fuerza. Es la canción que da título al disco, es 21st Century Breakdown, impresionante en todos los sentidos, y sorprendente en cuanto a la conjunción de todos los instrumentos. Posee una energía medida, un buen estribillo y un sonido espectacular. Además, posee dos partes, hacia la mitad de la canción suena la distorsión de una guitarra que da entrada a la segunda parte y la canción baja y sube de intensidad en diferentes ocasiones. Apabullante. Riffs de guitarra que suenan al punk más puro de Green Day e instrumentos que, en conjunto, dan como resultado un exquisito y variado rock. Los golpes de bajo de Mike Dirnt son muy notables, y hacia el final escuchamos un punteo de guitarra que recuerda a uno de esos punteos de Brian May (guitarrista de Queen). Cuando termina, inmediatamente comienza Know Your Enemy, una de las piezas con más connotaciones punk del álbum. Posee todos los ingredientes punk: un ritmo pegadizo, nada de complejidad y un gran sonido que es generalizado en toda la obra. Después, ¡Viva la Gloria!, que tranquiliza un inicio arrebatador. La voz de Billie Joe acompaña a un piano, y el sonido del violín e instrumentos de orquesta acompañan a la voz de Billie Joe. El cambio coge por sorpresa, toda esa tranquilidad la rompe un gran ritmo punk-rock y unos coros que serán uno de los alicientes del álbum. La batería tiene un gran protagonismo en esta canción. Before the Lobotomy comienza como el gran rock de finales de los 80 y principios de los 90, con un arpegio de guitarra que roza esa época. Es un tema relajante pero que mantiene alerta, hasta que Green Day nos vuelve a regalar otro gran cambio de estructura, con coros y enérgicos ritmos de batería, bajo y guitarra. En Before the Lobotomy existen unas tres partes diferentes. Al final escuchamos un punteo de guitarra que resulta ser una delicatessen. Y si antes se ha dicho que se asemejaba cierto punteo a los de Brian May, en esta canción hay otro en el que aún se nota más, y las melodías acaban por unos derroteros excepcionales y cortantes por una guitarra acústica con la que rompe un feroz sonido proveniente de la siguiente canción, Christian’s Inferno, y que definitivamente certifica que el disco que tenemos delante posee una calidad fuera de lo común. Efectos y rasgueos de guitarra se suceden con cambios en el registro de voz y cambios de ritmo constantes que convierten al sonido en un bien necesario en estos casos. Un solo de guitarra sencillo y un golpe de guitarra con efectos muy al estilo The Wall (disco de Pink Floyd, 1979) va dando término a Christian’s Inferno y comenzará el principio del final del primer acto. Last Night on Earth cierra el círculo del primer acto de forma idónea y sentimental. Es una pieza de pop-rock que si Lenny Kravitz la ejecutara no desentonaría.

Se escucha la radio, es el segundo acto, Charlatans and Saints, y comienza con East Jesus Nowhere. El sonido del rasgueo de guitarra va incidiendo, y en poco tiempo suena batería y bajo. Es uno de los temas más destacables del disco. Es variado, con un gran ritmo de bajo, varias partes, crescendos y decrescendos y una referencia al western en cierto momento. Un solo de guitarra más que notable da entrada a esa parte western. Justo al final de la canción se escucha una radio y sin descanso, Peacemaker, una gran pieza, también de las mejores del álbum. La acústica suena sin parar, los coros y el registro vocal de Billie Joe hace que todo encaje. Last of the American Girls es casi rock clásico, con el detalle de los coros y un sonido potente, pero la canción acaba con un sonido de tintes electrónicos que va a recoger Murder City, el tema más actual del disco debido a ese inicio. De todas formas la batería de Tré Cool corta de raíz ese primer supuesto, aunque no deja de ser la pieza más actual o moderna del disco en relación con los tiempos que corren ahora (principios del S. XXI). ¿Viva la Gloria? (Little Girls), ahora entre interrogaciones y antes entre exclamaciones, comienza nostálgica y con notas lánguidas, pero Green Day nos sorprende una vez más con una melodía de película muda. Esta melodía la corta el aviso de la voz de Billie Joe y Tré Cool pegando baquetazos a su batería. Sin embargo y a pesar del cambio, la canción sigue manteniendo el tono habitual de la melodía. Subidas y bajadas y cambios de ritmo no hacen más que sostener lo que se lleva escuchado de disco. Al final sentimos como algo se derrumba, es Restless Heart Syndrome, uno de los temas más bellos del disco, con una instrumentación orquestal y una lírica preciosista. La guitarra acústica, aunque simple y sencilla, llega a un punto casi insuperable de dulzura. El tema acaba en todo lo alto, y así es como termina el segundo acto.

Comienza el tercer y último acto con unos pasos militares, Horseshoes and Handgrenades, cuya primera canción posee el mismo nombre. Contiene unos matices britpop, muy británicos, que recuerdan a una gran banda como es Oasis. The Static Age empieza con una batería de fuerza inusitada, y unos riffs-punteos que van sosteniendo el ritmo de la canción. Tiene todas las características propias del disco e incluso se pueden observar sonidos de la costa oeste americana. Hacia mitad de canción el ritmo se acelera y es precisamente en ese momento cuando el disco escala hasta plantarse en lo más alto de la cima y colocar una bandera en ella para mirar orgulloso hacia todo lo que acontecen sus ojos. Llegando a su fin este viaje, escuchamos 21 Guns. Cuando antes se ha dicho en Restless Heart Syndrome que estábamos ante una de las canciones más bellas pero no ante la más bella del disco era por un motivo. 21 Guns, además conscientemente, es el tema más preciosista del álbum, que no por ello la mejor pieza. En ella se puede escuchar la versión de voz más limpia y aterciopelada de Billie Joe y un gran fondo musical. La penúltima canción es American Eulogy, que posee dos partes diferenciadas: Mass Hysteria y Modern World. Al principio se escucha una voz narrada y posteriormente unos sonidos punk al más puro estilo Green Day, aunque con variantes como algunos punteos que se van sucediendo cada cierto tiempo. En Modern World existe un cambio de registro pero continua el mismo estilo. Y como cierre de disco, See the Light, que comienza de la misma manera que comienza el disco. Unos segundos después de dicho comienzo, se escuchan unas notas y un estribillo sospechosamente parecidos al de una canción de U2 del disco The Joshua Tree (1987), I Still Haven’t Found What I’m Looking For. See the Light es una gran canción que cierra de forma impecable el hasta ahora mejor trabajo de Green Day coincidiendo con la entrada de Butch Vig como productor.

21st Century Breakdown es una gran lección por parte de Green Day. Es una muestra de superación, un signo de evolución propia y un deseo consciente o inconsciente pero existente. Ese deseo es el deseo de que la música siga una evolución heredera del rock y de estilos anteriores que cambiaron perspectivas de sociedades enteras. Chuck Berry, Ray Charles, Johnny Cash, Leonard Cohen, Elvis Presley, Miles Davis, Buddy Holly, Bob Dylan, The Beatles, The Rolling Stones, The Who, Pink Floyd, Bruce Springsteen & The E Street Band, Tom Waits, Ramones, The Clash, Sex Pistols, Guns & Roses, Nirvana, Pearl Jam y un larguísimo etcétera pero que a medida que entran los 80 y 90 va descendiendo paulatinamente hasta llegar a una época en la cual la música está perdida parcialmente. El rock se pierde y es necesario encontrar un capitán de barco que enderece el timón. Ese timón puede ser enderezado por discos como este, 21st Century Breakdown, que a parte de contener esas esencias que hacen grande a la historia del rock, es una de las mejores obras de ingeniería musical hasta el momento.

Christians Inferno
East Jesus Nowhere