10 años de Death Note
Se cumplen 10 años del final del manga y del comienzo del anime

En mayo de 2006 Tsugumi Oba (creador) y Takeshi Obata (ilustrador) cerraban una de las mejores historias que han pasado por los mangas: Death Note. Poco después, en octubre del mismo año, daría el salto a la televisión con el anime de mismo nombre y trama producido por el estudio Madhouse.

Siendo claros, y yendo directamente al grano, seguramente Death Note sea una de las mejores (si no la mejor) series que he visto nunca. No importa si no te gusta el género, el anime o dices “beh, que estupidez de argumento”. TE GUSTARÁ. Es un hecho. Independientemente del formato y de la trama, su capacidad para jugar con los sentimientos del espectador, la frágil linea que expone entre el bien y el mal, los numerosos momentos épicos a más no poder y los personajes tan carismáticos y profundos que nos regala son impagables.

Para poder hablaros de ella entrando en materia a saco, necesito que la hayais visto, o que al menos os leais esta pequeña sinopsis extraída de filmaffinity:

“Death Note cuenta la historia sobre un joven llamado Yagami Light. Un aburrido día de clase ve caer un cuaderno negro en el patio de su escuela, titulado Death Note. Según las instrucciones escritas en el mismo cuaderno, aquella persona cuyo nombre sea escrito en dicho cuaderno, morirá. En un principio se cree que es un estúpido juego de críos pero “Kira”, como será reconocido por las masas posteriormente, prueba el Death Note… y efectivamente funciona. Light decide usar el cuaderno desde el anonimato, para limpiar el mundo de todos los criminales que merezcan morir, reinando así la paz y la tranquilidad y creando una nueva sociedad habitada por gente honrada en la que Light será el dios. Todas las fuerzas de protección internacional están en alerta, pero la Interpol tiene un as en la manga: L, un detective de identidad oculta que ha logrado solucionar casos que se daban por irresolubles. ¿Que pasara con Light y ambicioso proyecto? ¿Podrá L desenmascararle?”

death_note___kira_vs_l_by_elernie-d4nk7kd

La historia comienza como una fantasía en la que bien podría encajar el humor más negro, luego se convierte en una aventura policíaca que enfrenta a dos mentes brillantes que esperan el más mínimo fallo de la otra parte para destaparla y matarla (en el caso de Light) o detenerla (en el caso de L).

Light Yagami, el protagonista, un personaje que sorprende desde el principio con su decisión de convertir el mundo en un lugar mejor y como poco a poco pierde la cordura y acaba con una megalomanía de caballo. Un personaje que en ningún momento es irreal. Ni mucho menos. Sus delirios de grandeza, su objetivo, su manera de pensar… todo nos resulta conocido, pues muchas de los sucesos de la serie son alegorías al poder, a la justicia, a la visión de lo bueno y lo malo…

Luego está Ryuk, el shinigami que lo acompaña, un bicho “mu feo” que hace las veces de acompañante y de punto sarcástico y cómico entre tanto policía, muerto y tensión.

Y por último L, ese contrapunto de Light, ese Yin y Yan… no sabría definirlo con exactitud. Es la cara opuesta de nuestro malvado (?) protagonista, pero a la vez su amigo, su enemigo, su perseguidor… la relación entre ellos dos es el 90% de la serie y es realmente complicado entenderla al completo, pero no creo que encontreis dos personajes que se complementen y se diferencien al mismo tiempo igual que ellos. Dos caras de la misma moneda perfectamente talladas y contrapuestas.

Ryukk

Y por hablar de algo que no sea trama (el verdadero incentivo de la serie) y personajes, la banda sonora y los openings son espectaculares e incitan a aprender japonés como nada en el mundo.

El anime está muy bien adaptado y es uno de los favoritos de los otakus, pero el manga sigue siendo más efectivo y muchos amigos me han recomendado ya su lectura.

Yo la veo una vez al año más o menos desde que la visualicé por primera vez y siempre me emociona y sorprende a partes iguales. ¡¡Os recomiendo tanto el anime como el manga gente!! Si no la habéis visto, ya va siendo hora. Y si ya habéis disfrutado de semejante obra maestra, es un buen momento para repetir ahora que se cumplen 10 años.

PD: se rumorea en “el internes” que podría haber alguna sorpresa y podría llegar este mismo año una nueva película o serie basada en Death Note. ¡¡Atentos!!